¨Fue todo trucho, todo sospechoso¨: Luis Juez puso en duda los resultados de las elecciones en Córdoba


El candidato de Juntos por el Cambio cuestionó el desenlace de los comicios, criticó a la gestión de Schiaretti y aseguró que Llaryora ¨no tiene límites¨.

El candidato a gobernador de la provincia de Córdoba, Luis Juez, cuestionó duramente el desarrollo de las elecciones en el distrito, tras el triunfo logrado por el candidato del oficialismo, Martín Llaryora.

El referente de Juntos por el Cambio, que buscaba la victoria en su tercer intento, puso en tela de juicio la legitimidad de la votación y el plazo que se tomó la Justicia Electoral para el conteo de los sufragios.

“Se hacen los boludos, pero son los dueños de todo y manejan todo. Llevan gobernando esta provincia 25 años y no pueden armar una elección. El peronismo nos ha acostumbrado a todas las trampas”, expresó Juez en diálogo con Cadena 3. Y agregó: “Sentí que nos mintieron, que nos demoraron, que nos engañaron, que nos bastardearon y que nos forrearon”.

En entrevistas con diversos medios, Juez insistió en que Llaryora se desvinculó del peronismo cordobés de Juan Schiaretti. “Hay una etapa nueva. Claramente esta fue la elección donde hay una generación que se retira, y una generación que ingresa. Por eso ya no están más los 24 años (del peronismo), sino que empezamos de cero”, había afirmado ante la prensa el actual intendente de la capital cordobesa.

Elecciones en Córdoba: Juez cuestionó el desarrollo del conteo de votos

Estas declaraciones no le cayeron nada bien a Juez. “Los tipos no tienen límites. El dolor, el hambre y la miseria de la gente siempre fue utilizada con criterio electoral; fue todo una maniobra inteligente, pícara, para ver si nos íbamos a dormir, pero todo el comicio fue raro”, opinó en este sentido.

“Si me toca perder, me toca perder, pero estos muchachos no pueden hacer una bien, ¿todo lo que haga el peronismo tiene que ser dudoso y volverse raro?”, amplió.

El candidato de Schiaretti, Martín Llaryora, ganó las elecciones en Córdoba, pero se diferenció del peronismo cordobés.

Finalmente, recordó los comicios de 2007, que también tuvieron un dudoso desenlace. “Schiaretti entró en 2007 con un fraude electoral. Es todo trucho, todo negro, todo raro, todo sospechoso”, concluyó.

En diálogo con LN+, Juez aseguró que puso todas sus fichas en quedarse con esta elección (la tercera en la que participa para ganar la gobernación). “Me maté. Puse todo. Fui a trabar la pelota con la cabeza. Pero es muy difícil cuando tenés el arbitro, la FIFA y el VAR en contra”, sostuvo.

Elecciones en Córdoba: ¿JxC ganó a pesar de perder?

El peronismo local, desprovisto de señas K, revalida así su poder en una provincia estratégica y con su líder lanzado a las presidenciales pero la disputa “palo y palo” que protagonizó Juez frente a ese espacio y el caudal de votos que logró, a pesar de la derrota, es motivo de festejo para Juntos por el Cambio de cara a las elecciones nacionales.

En ese marco, Bullrich es la que más festeja y por esa razón viajó temprano a Córdoba. En el sector alineado con su candidatura presidencial evalúan que ese 40% de Juez se inclinará mayoritariamente por ella cuando se mida en las PASO de agosto con Horacio Rodríguez Larreta, quien hace poco propuso sumar a la alianza.

Aquel movimiento frustrado del otro candidato presidencial de Juntos por el Cambio hirió el vínculo con Juez, que se acercó más a Bullrich al igual que buena parte de la alianza opositora de Córdoba.

Si bien la casi extinción del kirchnerismo en Córdoba hace que los votantes de Hacemos Unidos por Córdoba y los de Juntos por el Cambio tengan perfiles similares ya que no se da “la grieta” que marcó los últimos comicios nacionales, lo que distingue a los segundos es que están más alejados de alternativas peronistas como la de Schiaretti.

Al ser el gobernador y su sucesor dirigentes de centro, como Larreta, la campaña de Bullrich ve en los votos cordobeses de JxC una balanza más inclinada en su favor de cara a la PASO en la que se decidirá la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio para octubre y el peso de Córdoba es clave en el tablero nacional.

Fuente: iprofesional.com

Previous AFIP notificó a casi 150.000 contribuyentes que podrían tener contratadas empleadas domésticas
Next Hoteleros cierran en Jujuy desesperados por ¨piquetes, la falta de turistas y el tramuyo político¨