Alberto no podrá subir las retenciones al campo en 2022 por no tener Presupuesto


Cualquier intento de modificar las alícuotas podría judicializarse. Hasta el 31 de diciembre tiene margen, por Ley, para aumentarlas tres puntos.

El proyecto de Presupuesto 2022 que elaboró el ministro de Economía Martín Guzmán establecía la prórroga de las facultades para que el Poder Ejecutivo siga administrando, con topes, los derechos de exportación hasta diciembre de 2024.

La Ley 27.541 de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública” sancionada en diciembre de 2019 facultaba al Gobierno nacional a instaurar retenciones hasta un 33% en el caso de la soja y hasta un 15% en trigo, maíz y carnes.

En los últimos dos años el presidente Alberto Fernández utilizó esta herramienta como un instrumento de negociación con la Mesa de Enlace dado que decidió aumentar las retenciones al 30% en la soja, al 12% en trigo y maíz y al 9% en carne.

El tema es que, según pudo averiguar el diario con diversos especialistas, el hecho de no tener aprobado por el Congreso el Presupuesto 2022, le hará perder al Gobierno la posibilidad de aumentar las alícuotas hasta el tope dispuesto por la Ley de Emergencia de 2019.

Esto quiere decir que cualquier intento de aumentar retenciones por parte del Gobierno se podría judicializar. Los analistas consultados explican que cualquier judicialización, en este contexto, obtendría una respuesta favorable para los que hagan las presentaciones.

El fallido Presupuesto 2022 de Guzmán establecía una recaudación total por derechos de exportación del orden de 1.134.621,9 millones de pesos aportando 4,1% al crecimiento de la recaudación total que representarán 1,9% del PBI el año próximo.

En el campo hay expectativas porque Alberto podría aumentar 3 puntos las retenciones a la soja, al trigo y al maíz antes del 31 de diciembre de este año. También tiene margen para subirlas hasta 6 puntos en el caso de la carne sin que el tema se judicialice.

Como sea, lo concreto es que en los primeros once meses del año la liquidación de divisas del sector agroindustrial ascendió a 30.129 millones de dólares. La cifra es un 62% superior a la registrada en igual periodo de 2020 y marcó un nuevo récord histórico, según datos de CIARA-CEC.

Así las cosas, el Gobierno oficializó la política de cupos de exportaciones que se ejecutaba de hecho. Mediante la resolución 276/2021 publicada el viernes en el Boletín Oficial determinó que los envíos al exterior serán de 41,6 millones de toneladas de maíz y 12,5 millones de toneladas de trigo.

La medida, que regula las exportaciones para el ciclo 2021/22, busca “no comprometer el abastecimiento en el mercado interno”, según el ministro Julián Domínguez. “La decisión genera previsibilidad y confianza en todos los actores de las cadenas de trigo y maíz”, explicó.

“Los datos surgen de la Mesa Sectorial que se institucionalizó para construir las decisiones que les den previsibilidad y confianza a los productores, para que estos no sean rehenes de medidas extemporáneas e intempestivas que solo benefician a grandes exportadoras”, agregó Domínguez.

Previous LOS GOBERNADORES DE JUNTOS POR EL CAMBIO PIDEN REGLAS CLARAS PARA EL PRESUPUESTO NACIONAL
Next Plan Maestro Jujuy: Obras estratégicas por Jujuy sostenible