AYMARA: 24 AÑOS EN LOS CORSOS SAMPEDREÑOS


El carnaval 2022 ha generado gran expectativa en los amantes del corso de la ciudad de San Pedro de Jujuy y un enorme entusiasmo en los artistas del carnaval, como es el caso de la comparsa indigena Aymara que con 24 años de vida, sigue apostando al crecimiento de esta gran fiesta que tiene el ramal jujeño.

De visita en su galpón ubicado sobre calle Paterson, en pleno centro de la ciudad, nos encontramos con los hermanos Romero, fundadores de la comparsa, quienes nos brindaron detalles del armado de la comparsa y como están viviendo este carnaval 2022.

Ya dentro del local, Marcelo Romero, nuestro anfitrión nos invitó a pasar contándonos sobre la comparsa: “Este es el corazón de la comparsa. Acá es donde comienza todo. Aquí se comienzan a proyectar las ideas que después las plasmamos en los trajes para llevarlas al corso”. Un espacio amplio que alquila la comparsa (con recursos propios) por dos meses para trabajar en la confección de los trajes, los mascarones y todo lo que hace a la magia de Aymara nueva generación.

La comparsa se divide en escuadras. Por un lado está el semillero o también llamados shulkas, los cajeros a cargo de Gustavo, los brujos manejados por Gino, las tumbadoras y los gorros grandes.

Buscando mejorar y crecer, Aymara este año introdujo muchos cambios en la confección de sus trajes. Se utilizaron materiales de mayor calidad, la costura y el bordado tienen una calidad artesanal. Con esto se busca darle armonía a la comparsa en la combinación de los colores y que sea más atractiva y vistosa para el público que visita los corsos de San Pedro. Un trabajo de sampedreños que involucra a toda la familia de los artistas del carnaval.

La alegoría de este año son los monstruos sagrados, y se ve representada en todas las escuadras de la comparsa y en los mascarones gigantes.

Gino Romero, uno de los fundadores de la comparsa, nos comenta que la confección de los trajes es muy especial. Cada uno tiene su particularidad, pero en ellos,fundamentalmente hay símbolos que deben estar presentes como la bandera argentina y las diferentes regiones de la provincia de Jujuy.

Todo este trabajo, representa un gasto enorme para la comparsa. Para ello se trabajó realizando diferentes actividades que le permitan recaudar fondos. E incluso, en muchas oportunidades, poniendo plata de su propio bolsillo, para poder llegar y estar presentes en los carnavales. Además de la ayuda económica y los subsidios que otorga el estado municipal y la Comecor.

En relación al crecimiento y evolución de la comparsa y del corso en general, Con total convencimiento Gino nos comenta que “si hay un crecimiento en cuanto a los trajes y a lo que mostramos en las noches de corso, es de acuerdo a lo que la gente nos exige hoy por hoy. La gente sabe diferenciar los trajes de las comparsas y el estilo de cada una”.

Esto va de la mano del crecimiento de todas las comparsas que forman parte del corso y que a su vez ha colocado a San Pedro en lo más alto del podio en cuanto a festejos de carnaval en el noroeste argentino.

“Por ahí, estando adentro, uno no se da cuenta de lo que ha crecido el corso de San Pedro y la magnitud que tiene. Pero cuando salimos al interior y a la capital, donde vamos, se habla muchísimo de nuestros corsos. De que todavía seguimos siendo un carnaval gratis para la gente. Eso lo lograron los artistas y la gente misma, al recibir con tanta calidez a todos los que vienen de afuera”, resaltó uno de los hermanos Romero.

En cuanto al regreso del corso, luego de lo más duro de la pandemia, Gino Romero manifestó que el 2022 es un año especial. “Es una caricia que le hacemos a la vida. Por todas las personas que se fueron. El no haber salido un año, nos hizo recapacitar de diferentes maneras. Hoy se festeja, se vive, pero a la vez la gente aprendió a cuidarse”, culminó.

Previous DISTINTOS ACUERDOS ENTRE LA MUNICIPALIDAD Y LA UNJU
Next BACHEO INTEGRAL EN CALLES Y AVENIDAS DE DIFERENTES BARRIOS