Buscan convencer a Macri para que sea el vice de un frente que derribe a Riquelme


La derrota de Boca en la Libertadores entusiasmó al ex presidente, que podría acompañar a Ibarra en la fórmula. Quieren sumar a Reale y Beraldi y anunciar un DT.

Mauricio Macri analiza volver a la política activa de Boca luego de 15 años y avanza en las conversaciones para ser candidato a vicepresidente en un frente opositor para derribar a Juan Román Riquelme.

El ex presidente empuja la candidatura de Andrés Ibarra, su ex ministro de Modernización, y por estas horas es tentado para acompañarlo en la fórmula. El Xeneize tendrá elecciones el 2 de diciembre, apenas dos semanas después del ballotage presidencial, y las listas de candidatos se cerrarán la semana que viene.

Por eso las negociaciones avanzan a contrarreloj y tomaron impulso luego de la derrota de Boca contra Fluminense en la final de la Copa Libertadores. Macri esperó todo el año ese día para decidir si jugaba a fondo o no contra Riquelme, que asoma como el favorito en las encuestas que manejan en el club.

En el PRO aseguran que si Macri se anota como candidato, el frente se volverá mucho más competitivo. Pero al mismo tiempo aseguran que es clave cerrar todo el arco opositor en una sola oferta contra el oficialismo.

Por eso entre este miércoles y el jueves buscarán llegar a un acuerdo con otras figuras de la oposición como Jorge Reale, de Familia Xeneize y Carlos “Tano” Beraldi, que en las últimas décadas demostró ser decisivo para inclinar la balanza para uno u otro candidato, ya que maneja una considerable cantidad de “carnets”. Las conversaciones también se extienden a Mario Pergolini, que fue vice del actual presidente, Jorge Ameal y se fue enemistado con Riquelme.

El entusiasmo de Macri por Boca creció por el fracaso en Río de Janeiro que, según dicen en el PRO, “abrió varias cascaritas”. “Esto es fútbol y cuando perdés la gente empieza a notar otras falencias”, dijeron al diario en el macrismo.

En ese sentido buscarán explotar el abandono que sintieron algunos hinchas que fueron apaleados por la policía brasileña en las inmediaciones del Maracaná. Varios hinchas incluso pagaron 1500 dólares la entrada y ni siquiera pudieron ingresar al estadio.

El macrismo buscará además cerrar un director técnico luego de la renuncia de Jorge Almirón para mostrarlo como una de las plataformas de campaña. Ya iniciaron conversaciones con Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo, a quienes les pedirán que se presten a un anuncio conjunto si quieren comandar el vestuario en la próxima gestión.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Los motivos detrás de la ruptura de los diputados de Milei
Next CON MOISÉS SE LOGRA UN GRAN TRABAJO DE UNIDAD PARA RECONFIGURAR EL PJ EN JUJUY COMO REAL OPOSICIÓN Y ALTERNATIVA DE PODER