Casas de cambio de Paraguay se niegan a recibir pesos argentinos


Casas de cambio de Paraguay comenzaron a negarse a recibir el peso argentino dada la continua depreciación de la moneda nacional.

El presidente de la Asociación de Casas de Cambio del Paraguay, Emil Mendoza, aclaró que no están obligados a tomar monedas de otros países a excepción del guaraní que es la moneda local.

Así lo reflejó el diario “El Nacional” del país vecino, que además puso de manifiesto la caída del peso argentino: “En tan solo ocho días, la moneda cayó de 14 guaraníes a 12, marcando una disminución de 4 guaraníes en los últimos 30 días”, explicó.

Añadió que a lo largo de los últimos seis meses la divisa argentina pasó de cotizar de  23 a 12 guaraníes por unidad. Un año atrás, cada peso se cambiaba por 30 guaraníes.

“Este valor se mantuvo estable hasta finales de octubre de 2022. No obstante, a partir de noviembre de ese mismo año, la moneda comenzó a decaer de manera llamativa, cerrando finalmente en 23 guaraníes”, continuó el periódico.

“Argentina hoy está viviendo una devaluación ya proyectada por el Bank of America de los Estados Unidos, de aproximadamente el 70% de su moneda para fin de año. Esta incertidumbre da un miedo no solamente a las economías periféricas al gobierno argentino, que serían Paraguay, Uruguay, Chile, Brasil, sino a la misma Argentina”, dijo Emil Mendoza, el titular de la asociación, en una conversación con ABC TV.

Según Mendoza, el rechazo al peso argentino no solamente se está viendo en Paraguay, se está viendo en todos los países limítrofes con Argentina.

“Y es por la incertidumbre, que, imagínense, una entidad cambiaria en el Brasil, Uruguay o Chile, donde es difícil desprenderse de ese activo monetario, comprar esos activos, siendo que en pocos meses, en octubre, ese activo monetario puede llegar a tener un valor cero”, explicó.

Previous Macro compró Itaú y se convierte en el banco más grande de la Argentina
Next El FMI pide un ¨amplio apoyo político¨ para la nueva etapa del acuerdo con la Argentina