China depreda en el Sur: la flota de pesca ilegal aumentó 800% su actividad en torno a Argentina y acelera el saqueo


La armada de pesca ilegal china que cada año opera al borde de la zona económica exclusiva de la Argentina no cesa en su labor de saqueo ambiental. El tamaño de la flota creció al menos un 800 por ciento en la última década y todo indica que la potencia asiática incentivará aún más el arribo de sus embarcaciones al Atlántico Sur. Aunque su foco está puesto en la captura intensiva del calamar, lo cierto es que las unidades capturan todo tipo de especies protegidas y no respetan ningún tipo de temporada de reproducción o veto. El negocio de depredación que llevan a cabo los barcos asiáticos mueve más de 700 millones de dólares al año.

Un monitoreo del Círculo de Políticas Ambientales al que accedió iProfesional señala que el aumento de los barcos chinos que pescan en el Atlántico Sur no ha dejado de incrementarse a través de los años. La organización cita a la plataforma Global Fishing Watch como fuente de un seguimiento satelital que confirma este aumento.

“El esfuerzo pesquero de las embarcaciones de aguas distantes que operan en el Atlántico Sudoccidental – en el área lindante con la zona económica exclusiva argentina-, se multiplicó por ocho en los últimos diez años“, señala el trabajo.

“Según el análisis realizado, el esfuerzo pesquero aparente en 2013 fue de 59.204 horas, alcanzando las 469.912 horas en 2022“, añade, para enseguida destacar que “el número de embarcaciones que llegan desde otras latitudes -principalmente de China- a pescar en esta zona casi se quintuplicó en la última década”.

Aceleró la depredación en la Patagonia

“En 2013, se contabilizaron 74 embarcaciones de bandera china, alcanzando las 346 en 2022, un descenso en comparación con el pico de unidades de 2021, que fue de 429. Si bien se estima un decrecimiento de embarcaciones en el último período relevado, aun así, el esfuerzo pesquero siguió aumentando“, afirma la organización.

Dicho de otra forma, en contrapartida a la baja en la cantidad de barcos ubicados a partir de la milla 201 el ritmo del saqueo no ha hecho más que acelerarse en el último tiempo.

“El estudio coincide con las declaraciones del Gobierno de China, en las que se afirma que la captura de calamar en la zona ha ido disminuyendo, y como contrapartida el país ha aumentado el esfuerzo pesquero, en detrimento de poblaciones en retroceso, generando una alarma de que se está en una situación de depredación“, afirma el Círculo de Políticas Ambientales.

Respecto de estas acciones, organismos chinos como la Oficina de Desarrollo Oceánico de Weihai remarcan que “existen abundantes recursos pesqueros en la zona económica exclusiva argentina de 200 millas náuticas”.

A la par de la pesca compulsiva del calamar, la flota de pesca ilegal oriental también efectúa la captura indiscriminada de mamíferos marinos como elefantes y lobos marinos, delfines y otras especies de peces como tiburones y rayas.

“Estas embarcaciones también realizan su actividad generando altísimos niveles de vertidos contaminantes y utilizando mano de obra esclava“, destaca el trabajo citado.

“La falta de datos sobre los volúmenes de capturas, especies, y la inexistencia de información sobre captura incidental podría ser una alerta de que se está llevando el ecosistema marino al límite, sin poder tener una mínima previsión de cuándo ocurrirá un posible colapso y evitarlo”, señala el monitoreo del Círculo de Políticas Ambientales en sus párrafos finales.

El negocio de depredar

Sólo en la porción del Atlántico lindera con las aguas bajo control de la Argentina los barcos chinos enfocados en extraer calamar -“poteros”, en la jerga- capturan a razón de 300.000 toneladas anuales. Semejante volumen le garantiza a la armada de pesca una recaudación del orden de los 700 millones de dólares en igual lapso.

Fuente: iprofesional.com

Previous En la oposición admiten que el nuevo acuerdo con el FMI no debe pasar por el Congreso
Next Nilson Ortega: ¨El verdadero justicialismo jujeño es el que busca soluciones a los problemas¨