Cómo quedó el mapa político de Argentina tras el triunfo de Javier Milei


Javier Milei se convirtió en el gran protagonista de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) al imponerse como el candidato presidencial más votado y cambió radicalmente el mapa político de la Argentina que en los últimos años alternaba entre el celeste (identificado con el peronismo) y el amarillo (macrismo).

Juntos por el Cambio tiene más derrotas que victorias que contar en estas PASO. Fue la segunda fuerza con más votos a nivel nacional con el 28,25%, apenas por encima del kirchnerismo. Pero la alianza opositora cedió cuatro de los cincos principales distritos del país, donde se había impuesto en las últimas elecciones legislativas.

Perdió en Córdoba, donde había arrasado hace apenas dos años. La coalición opositora relegó su triunfo en la provincia de Buenos Aires a manos del peronismo. El único resultado positivo se concretó en la ciudad de Buenos Aires, el bastión fundacional del PRO, donde esta fuerza se impuso con más del 48,27% de los votos.

También ganó en Entre Ríos y Corrientes. Patricia Bullrich, que triunfó en la interna presidencial, fue la tercera candidata más votada, detrás de Milei y Sergio Massa.

El kirchnerismo es uno de los grandes derrotados de estas PASO. Sergio Massa fue el segundo candidato más votado, pero Unión por la Patria quedó como la tercera fuerza a nivel nacional con el 27,16%.

Si estos resultados se repitieran en las elecciones generales de octubre, el kirchnerismo podría no ingresar a una posible segunda vuelta para definir quién será el próximo presidente. Las caras largas en el búnker de Unión por la Patria traían preocupación porque sólo contaban triunfos en Chaco, Formosa, Catamarca y Santiago del Estero. La buena noticia para el kirchnerismo es que pudo retener la provincia de Buenos Aires: ganó con el 32,11% de los votos, tres de ventaja sobre Juntos.

Triunfo de Javier Milei: cómo quedó el mapa político de Argentina

Tanto el oficialismo y oposición hicieron equilibrio con buenos resultados en su primer bastión electoral. La provincia de Buenos Aires volvió a salvar al peronismo: Massa cosechó más de 2,7 millones de votos en territorio bonaerense. Milei quedó algunos escalones por detrás en esa pelea, con el 24,54%. Juntos, a su vez, retuvo la ciudad de Buenos Aires. Sus precandidatos sumaron el 48,27% de los votos, muy por encima del 23,58 de Unión por la Patria. Otra vez, Milei quedó lejos entre los porteños con el 17,81%.

Milei se anotó un triunfo histórico en Santa Fe. La provincia está gobernada por el Partido Justicialista y en las últimas PASO se impuso Juntos, pero el fundador de Libertad Avanza fue el candidato más votado con el 35,19%.

Apenas detrás apareció Patricia Bullrich, cuyo espacio sumó el 31,57%. El peronismo quedó varios escalones por debajo con el 21,06% de los votos. También Córdoba es de Milei, que ganó con el 33,61%, por encima del gobernador Schiaretti, que juntó el 27,53%.

Mendoza fue, entre las provincias con más electorado, la victoria más contundente del diputado: obtuvo el 44,79%, mientras que Juntos apareció muy por detrás con el 28,25 por ciento.

Los números de Milei también sorprenden en el norte del país, algunos de los distritos más pobres del país. La Libertad Avanza sacó el 49,38% de los votos en Salta, una provincia históricamente peronista. Y en Jujuy, un distrito gobernado por el radicalismo, sumó el 39,87%.

En el noreste, Milei también ganó en Misiones, otra provincia gobernada por aliados al kirchnerismo, con el 43,04%. En Cuyo, además de la gran elección en Mendoza, el diputado ganó en San Luis con el 47,85 por ciento.

Fuente: iprofesional.com

Previous Tras el batacazo de Milei en las PASO, cómo quedaría compuesta la nueva Cámara de Diputados
Next Miranda tocará en la Fiesta Nacional de los Estudiantes