Crece la demanda del puesto clave para lo que viene: qué hace el profesional que cobra $2,4 millones por mes


El mercado argentino es cada vez más complejo: a los continuos aumentos de precios, hay que sumar la necesidad de estrategias para acercarse a un consumidor muy golpeado económicamenteSostener la calidad de los productos y servicios se vuelve indispensable y, por ello, los gerentes del área ganan cada día más protagonismo.

Líder de calidad: qué hace y cuánto gana

Dirige, coordina y controla las actividades relacionadas con gestión de la calidad en todas sus áreas, productos, servicios, procesos y procedimientos”, asegura a iProUP Natalia Terlizzi, CEO de HuCap.

Pero eso no es todo, también “supervisa el cumplimiento de la normativa de calidad, organizando las actividades relativas a la mejora continua de procesos en todas las áreas, asegurándose de que cumplan con las normas y regulaciones aplicables. Incluye los procesos de gestión de calidad destinados a obtener la certificación internacional, como las normas ISO, por ejemplo”, suma Terlizzi.

Sus tareas son tantas, pero todas tienen un impacto en la imagen de marca. “Implementa y controla el cumplimiento de la política de estándares y certificados de calidad de la empresa. Monitorea los índices necesarios para la evaluación y control de productos y procesos, con el fin de identificar y corregir posibles defectos o problemas“, añade la CEO de HuCap.

Para esto, la tecnología es su gran aliada, porque hoy más que nunca las métricas y datos son claves para identificar tendencias, hacer una trazabilidad y reconocer posibles errores.

A esto se suma la inteligencia artificial (IA), que “está comenzando a tener un impacto significativo en la mayoría de las organizaciones y su forma de trabajar. En lo que respecta al área de calidad, permitirá cumplir de forma más ágil con los estándares determinados”, anticipa Terlizzi.

“La IA va a permitir la automatización de tareas operativas y repetitivas, eliminando procesos manuales y permitiendo que las personas puedan concretarse en aquellos aspectos estratégicos que brindan valor agregado al área/negocio. Identificar e incluso predecir fallas en la producción de manera más rápida y eficiente“, añade la líder de la consultora de RRHH.

A su vez, “Big Data transformó la forma en la que se gestionan y se toman decisiones. A través del análisis de grandes volúmenes de datos va a permitir ayudar a identificar tendencias para medir el desempeño de calidad, defectos o problemas que pudieran presentarse por ejemplo en la línea de producción y a tomar decisiones con información más oportuna y precisa”, aclara Terlizzi.

Hoy el gerente de Calidad es una pieza clave en toda empresa, desde las pequeñas hasta las más grandes. Por eso, sus sueldos están por encima de la media.

Con respecto a los sueldos, Alejandro Servide, director de Professionals, RPO & Technologies de Randstad, revela al diario que:

  • “Las multinacionales están ofreciendo una remuneración promedio para esta posición que ronda los $2.400.000 por mes, más un paquete de beneficios y bonus anual
  • “En las empresas grandes oscila los $1.200.000
  • “En una Pymes solemos encontrar esta posición con una remuneración promedio de $800.000 mensuales

Un punto importante es que este profesional “trabaja en equipo con todas las áreas de una organización: desde RRHH para incorporar a los mejores talentos alineados a las políticas, hasta Marketing y Ventas para aumentar la satisfacción de sus productos o servicios”, dice Servide.

Además, el experto remarca que se relaciona “con los gerentes de Productividad u Operaciones para mejorar la misma, reduciendo así mayores costos improductivos”

Líder de calidad: qué hace y cuánto gana

En cuanto a las búsquedas, “puede variar según la industria y la región, pero en general, se ha observado una tendencia hacia un aumento en la demanda debido a la creciente importancia de la calidad en la competitividad empresarial y la globalización“, afirma a iProUP Federico Carrera, co-founder & COO de High Flow.

El experto remarca que “en momentos de crisis y escasez de producto y necesidad de abastecimiento, ciertos controles pueden ser dejados de lado por parte de las entidades gubernamentales responsables”.

“Por ejemplo, en 2002 que todo lo que se producía sin demasiados controles y se mandaba a las góndolas, para que estuviera disponible para la sociedad. De ahí la importancia de tener y respetar las normas internas“, suma Carrera.

Las industrias que suelen demandar más gerentes de Calidad “son aquellas que tienen normativas y estándares de calidad estrictos, como las de manufactura de alimentos, la farmacéutica y la automotriz. Sin embargo, su importancia se ha extendido a muchas otras, por lo que la demanda puede encontrarse en diversos sectores”, advierte Carrera.

En el contexto actual, contar con un área y un profesional que ponga la visión en la calidad y la experiencia de los clientes es fundamental.

“Esto les permite a las compañías revisar las formas de trabajo y procedimientos con el objeto de mejorar continuamente, cambiar u optimizar la forma en que se desarrollan las actividades y optimizar el uso de recursos de todo tipo, económicos y humanos”, observa el diario Sebastián Vargas, responsable de Calidad en Ceta Capital Humano.

Además, subraya que “en tiempos de alta inflación, el área de calidad incentiva a la gestión, optimización y aprovechamiento de la operatoria ante la situación. Analiza variables y replantea protocolos de acción para hacerlos más beneficiosos. Básicamente, se trata de un proceso de ‘revisar, evaluar, aprender, desaprender y reaprender‘ por medio del análisis de datos y procesos”, detalla Vargas.

En empresas industriales “su rol es clave ya que el gerente de Producción descansa en su rol para la detección temprana y corrección de defectos. De manera similar ocurre en empresas de servicios, porque este perfil asegurará una auditoría continua de los procesos que derivan en la satisfacción de las necesidades del cliente”, asegura al diario José Saha, COO de Readiness Global.

“Es importante aclarar que, en ambos casos, la tendencia es partir desde el feedback del consumidor y la construcción de una experiencia integral ideal que muchas veces se obtiene de bases de datos alimentadas por las interacciones digitales o eventos diseñados para el relevamiento de información”, cuenta Saha.

En este sentido, resalta que “el tratamiento de los datos arroja información que permite detectar oportunidades para mejora de procesos, interfaces digitales e interacciones humanas. De igual forma, muchas empresas industriales amalgaman producto y tecnología para desarrollar una experiencia diferencial. El gerente de Calidad debe tener la perspectiva y la experiencia del cliente como punto central de análisis“.

“Trabajar sobre la calidad de un producto o servicio ya es un beneficio en sí, porque brinda una mirada objetiva y un horizonte sobre cuál es el estándar que se le está brindando a los consumidores y sobre cuál es el que la compañía desea tener”, concluye Vargas.

Fuente: iproup.com

Previous Milei prepara las primeras leyes que enviará al Congreso: los dos frentes de batalla que complican su agenda
Next Cuánto cuesta un seguro para bicicletas y cómo hacer para que te paguen una nueva si te roban