De cancelar la obra pública a negociarla: el plan de Francos para ganar el apoyo de gobernadores


En pleno poroteo de los votos en el Senado para saber si se aprobará la Ley Bases, el gobierno de Javier Milei busca tender puentes con los gobernadores dándole luz verde al jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para negociar el traspaso de distintos proyectos de obra pública a las provincias.

¨Los gobernadores aceptan las obras, en su mayoría, sin financiación¨, enfatizó al diario una fuente cercana al ministro coordinador, quien será el encargado de diseñar una hoja de ruta para establecer un orden de prioridades y cuáles serán las obras que contarán con una financiación mínima del Estado nacional.

Si bien el mantra del gobierno libertario sigue siendo el famoso ¨no hay plata¨, la presión de los gobernadores por reactivar obras provinciales que consideran de ¨máxima prioridad¨ comenzó a escalar, en medio de la urgencia del Ejecutivo nacional para cosechar la mayor cantidad de apoyos posibles que le permitan aprobar la Ley Bases en el corto plazo.

Fuentes de la Casa Rosada precisaron a este portal que la decisión es evaluar unas 800 obras nacionales para definir cuáles se pueden traspasar a las provincias y cuáles contarían con fondos de Nación, aunque aclararon que la intención es que la mayor parte quede en manos de los gobernadores.

El plan de Milei para reactivar la obra pública: qué hará Guillermo Francos

Desde uno de los principales despachos de la Casa de Gobierno aseguran que este ¨canal de diálogo¨ con los gobernadores ¨no es un toma y daca¨, ya que el presidente Javier Milei ¨dejó muy en claro que no va a hacer nada que implique un desequilibrio fiscal¨.

¨Se evalúa la posibilidad de financiar algunas obras nacionales que sean trascendentes, pero implicaría una parte menor de los fondos que se necesitan para ponerla en marcha. Hay que ver obra por obra, ese trabajo lo está llevando adelante el ministro Francos¨, argumentaron a este portal fuentes cercanas al jefe de Estado.

A las pocas horas de haber sido electo jefe de Estado, Milei inició un raid mediático en el que había anticipado que recortaría la obra pública hasta llevarla ¨a cero¨ para reducir el déficit fiscal. ¨Nosotros no tenemos plata, por lo cual esas obras pueden ser entregadas al sector privado y que la terminen ellos¨, planteó el libertario en aquel entonces.

En los pasillos de la Casa Rosada comentan que el Gobierno ¨no cambió su postura sobre la obra pública, sino que se está buscando la manera de que los gobernadores puedan llevar adelante su gestión sin que eso complique las arcas del Estado¨.

¨Las conversaciones que se están llevando adelante son francas. Nadie les está prometiendo cosas que después no se van a cumplir. Nosotros decimos las cosas como son, no tenemos un doble sentido ni estamos en la rosca berreta de la política¨, sentenció una importante fuente oficial.

Francos distribuye el juego político y busca tender puentes con los gobernadores 

En línea con el nuevo perfil dialoguista que buscan imprimirle al Gobierno, Francos mantuvo en los últimos días una serie de encuentros con distintos mandatarios provinciales para ¨escuchar el pedido¨ de los gobernadores de reactivar la obra pública. ¨Se viene trabajando hace meses con la Secretaría de Obras Públicas y las provincias para definir las obras¨, aseguraron en Balcarce 50.

¨El fundamento de que Nación haga obras en las provincias para tener un rédito electoral no es el objetivo de este gobierno¨, resumieron fuentes de la Casa Rosada al diario, además de asegurar que ¨no se está imponiendo nada a las provincias¨ porque las negociaciones no están vinculadas al tratamiento de Ley Bases.

Con ese telón de fondo, Francos recibió este miércoles en las oficinas del exministerio del Interior, ahora devenido en despacho del jefe de Gabinete porque no tiene previsto mudarse al primer piso de la Casa de Gobierno, a los gobernadores Martín Llaryora (Córdoba), Ignacio ¨Nacho¨ Torres (Chubut) y Rolando Figueroa (Neuquén).

El encuentro forma parte de una serie de reuniones que comenzaron días atrás, dado que en las horas previas a prestar juramento como jefe de Gabinete se reunió con los mandatarios provinciales Carlos Sadir (Jujuy), Rogelio Frigerio (Entre Ríos) y Leandro Zdero (Chaco). Al finalizar las reuniones se conoció que se firmaron diversos convenios para el traspaso de 80 obras públicas desde la Nación a las provincias.

Además, el jefe de Gabinete recibió la semana pasada al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, Gabriel Katopodis, quien reclamó por la paralización de las 1.000 obras nacionales en territorio de la Provincia. Según indicaron fuentes de la administración platense, hasta el momento no tuvieron ¨ninguna novedad¨.

Desde el entorno del mandatario chubutense precisaron al diario que ¨el tema de la financiación es algo que van a definir en los convenios específicos¨, ya que hasta el momento ¨se están firmando convenios marco¨.

¨Fue una muy buena reunión de trabajo. El Gobierno se comprometió a traspasar las obras que habían solicitado las provincias y, además, a firmar la reactivación de importantes obras nacionales. Hay un compromiso de avanzar en más de 150 mil millones de pesos en obras en la provincia de Chubut¨, explicaron a este portal.

Fuente: iprofesional.com

Previous El mercado, en alerta: bonos cerraron con fuertes caídas y el riesgo país llegó al valor más alto en 3 meses
Next Control de presentismo: Los empleados de planta permanente del Senado deberán marcar su asistencia con Datos Biométricos