Dólar indomable: en el mercado de futuros ya se está pactando a más $1.000, ¿para qué fechas?


Los pasivos monetarios remunerados crecen tres veces más en un mes que todo el plan platita del Gobierno. El problema es el BCRA, el plan soja y el dólar futuro octubre.

Las reservas se ubican en u$s28.034 millones, una cifra muy baja si se la compara con los pasivos monetarios por $25,4 billones, el dólar de equilibrio se ubica en $905, es lógico que este indomable.

Con reservas ínfimas, Massa pone en marcha su plan para captar dólares

Dentro de los pasivos monetarios, $18,9 billones son remunerados, el Estado gastará en intereses en los próximos 12 meses la friolera de $37,8 billones, esto implica $3,15 billones por mes. La discusión de los últimos días es el plan platita cuyo costo es de $730.000 millones, casi una bicoca al lado de lo que pagamos por intereses de leliq y pases (pasivos remunerados).

El Gobierno buscará que ingresen más dólares a las arcas del Banco Central, trabaja en un proyecto para que los exportadores de harina y aceite de soja puedan dejar el 25% en el exterior o lo liquiden al dólar Contado Con Liquidación (CCL), mientras que el 75% lo liquidaran el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC). Esto dará como resultado que los ingresos de los exportadores serán más elevados y podrían pagar mejor la soja en el mercado interno. Claramente no se instaurá un nuevo dólar soja, se trabaja en la gestión para incentivar a que el productor venda la soja que aún tiene en su poder.

En la campaña 2022/23, la cosecha fue de 20 millones de toneladas, y las cantidades vendidas ascenderán a 11,8 millones de toneladas, esto implica que hay un remanente de 8,2 millones de toneladas por vender, más lo que se arrastra de campañas anteriores, en donde el mercado no cuenta con dato cierto.

Según nuestros cálculos los exportadores deberían ofrecer una suma atractiva para que los tenedores de soja vendan, esto implica un precio entre $155.000 y $165.000 por tonelada. Si ello ocurre, será un buen negocio para los agricultores, y una pésima noticia para el agregado de valor, esto involucra al sector ganadero, lechero y huevos.

Massa espera convencer a los productores agropecurios de liquidar sus granos.

Se estima que el mercado podría vender unos 4 millones de toneladas, con lo cual podrían ingresar unos u$s2.000 millones, una cifra superior sería un éxito total.

Estos movimientos en el precio de la soja, podría dejar como saldo un aumento de la carne, la leche y huevos, que impacte en el índice de precios, y lo ubique en niveles más elevados a los esperados. La inflación de agosto podría ser de dos dígitos, y la de septiembre podría estar debajo de la marca de agosto, el límite de la suba de precios está en el mostrador, y sin ventas los precios bajan. Alerta plazo fijo UVA, bonos duales y bonos ajustados por inflación.

Dólar futuro a $1.000: para cuándo

Un dato interesante es el dólar futuro, especialmente después que el gobierno congelara hasta el 19 de noviembre al dólar mayorista en $350. El dólar futuro octubre se ubica en $434, con un volumen de negocios de u$s475 millones.

Si esta posición toma una tendencia alcista que ubica este precio por encima de $450 y con un volumen cercano a los u$s1.000 millones, esto nos estaría indicando que Javier Milei gana en primera vuelta.

Si esta posición baja de los valores actuales, y su volumen no se incrementa a un ritmo alto, esto no indicaría que no hay definición en primera vuelta y que el mercado va a una segunda vuelta el 19 de noviembre. Este indicador lo llamamos el índice Milei.

Más allá de los movimientos políticos, el mercado tiene vida propia, vota todos los días, y nos muestra que acciones y bonos tienen mucha esperanza en el futuro.

El dólar futuro nos indica que crece el volumen, la posición junio y julio se ubican por encima de $1.000.

Esto significa que la esperanza tiene cara de ajuste. Los dólares alternativos siguen indomables a la suba, y la brecha se ubica entre el 92% para el dólar MEP y 130% para el dólar CCL.

Conclusiones

  • El Gobierno sale a generar incentivos para que ingresen más dólares en las arcas del Banco Central, congela el tipo de cambio en $350, y coloca la tasa en el 9,83% mensual. Esto implica que busca dormir al dólar blue en los próximos 53 días, con la esperanza de mejorar en la carrera electoral
  • En el campamento de Juntos por el Cambio, aparece la figura de Carlos Melconian para dar el debate económico al resto de las fuerzas, en especial para detener el avance de Javier Milei en las encuestas
El dólar futuro indica que crece el volumen, la posición junio y julio se ubican por encima de $1.000.
  • La Libertad Avanza viene muy tranquila en la punta, tiene una gran oportunidad para ganar en primera vuelta, si no lo hace ingresará a la segunda vuelta, y allí la moneda estará en el aire.
  • Falta mucho para las elecciones, la volatilidad será nuestra gran compañía. El que tiene activos en suba, que deje correr las ganancias, hay que cuidar a los activos que podrían tener pérdidas, los que ganan se cuidan solos.
  • El dólar de fondo es alcista, no por la foto que vemos hoy, es porque los pasivos monetarios del BCRA podrían ubicarse en $66 billones en un año, y si las reservas no crecen no me quiero imaginar la expectativa de valor de los dólares alternativos. Pensar que los dólares alternativos suban más de un 200% del valor actual luce muy lógico.

Fuente: iprofesional.com

Previous Surtidores, en crisis: tras congelamiento de las naftas volvieron los cupos y estaciones preparan medidas de fuerza
Next La donación de órganos es realidad por el carácter solidario de la comunidad