Dólares en campaña: el Gobierno presentó un proyecto para blindar una inversión de 40.000 millones en Vaca Muerta


La secretaria de Energía, Flavia Royón, expuso sus lineamientos ante distintas comisiones de la Cámara de Diputados. La asociación con la malaya Petronas.

En plena batalla por garantizarse la continuidad gubernamental, el oficialismo salió a defender un proyecto de ley que, orientado a impulsar el negocio del Gas Natural Licuado (GNL), busca blindar una inversión de 40.000 millones de dólares para Vaca Muerta. El monto en cuestión corresponde con los acuerdos rubricados por la estatal YPF con la malaya Petronas, que propone industrializar el GNL con vistas a la exportación. A cambio, esta última se hará con el beneficio de la quita de retenciones. La iniciativa promovida por el Gobierno fue expuesta por Flavia Royón, actual secretaria de Energía, ante comisiones de la Cámara de Diputados.

La funcionaria no tuvo reparos en reconocer que la ley que se propone tiene como foco el negocio de la exportación antes que el abastecimiento local. Ante la consulta respecto de la asociación con Petronas, la secretaria de Energía no dudó en afirmar que la empresa malaya “pedía bastante más de lo que está en el proyecto“.

En Diputados, Royón sostuvo que, de acuerdo a la demanda actual del mercado interno, “tenemos recursos para más de 150 años y hoy los estamos explotando en un 8 por ciento”.

Ante estas condiciones, precisó que “se trata de un escenario que vuelve viable pensar más allá, no solo de nuestro mercado interno sino del regional (Brasil, Chile, Uruguay). Por eso consideramos pertinente tener un marco para promocionar la instalación de proyectos de GNL en la Argentina”.

La guerra entre Rusia y Ucrania, oportunidad según el Gobierno

“Este desafío del GNL nos va a generar industrialización, con varios proyectos en curso. El más grande es el de YPF-Petronas, que significa una inversión multimillonaria para nuestro país y una oportunidad de industrializar y de agregar valor al recurso del gas”, dijo la secretaria de Energía ante las comisiones de Energía y Combustibles y Presupuesto y Hacienda.

“Pero, precisamente, como se trata de inversiones de capital intensivo, demandan un marco para su promoción. Solo en su primera etapa ese proyecto arranca con 10.000 millones de dólares de inversión y estima alcanzar los 40.000 millones“, agregó.

El Gobierno busca acentuar el ingreso de divisas a través de la exportación de GNL.

Royón señaló que la contienda que mantienen Rusia y Ucrania alienta un escenario propicio para las exportaciones de gas licuado.

“Actualmente, el 75 por ciento de las exportaciones las concentran 5 países (Qatar, Australia, Estados Unidos, Rusia y Malasia). Los principales exportadores son la Unión Europea y Asia (China, Japón, Corea del Sur)”, informó la funcionaria.

“Sin embargo, por la situación de la guerra en el caso de Rusia, y por la madurez de su recurso en el de Australia, vemos un espacio donde se abre un escenario de oportunidad para la producción argentina”, enfatizó.

Qué dice el proyecto de ley para el GNL

El proyecto declara de interés público nacional y como objetivo prioritario la licuefacción de gas natural con destino a la exportación de gas natural licuado (GNL). Lo mismo vale para las actividades asociadas a esta producción, vinculadas con el almacenamiento, la comercialización, el transporte y la instalación de infraestructura en el territorio argentino.

Asimismo, el proyecto contempla una serie de beneficios tributarios (amortización del impuesto a las ganancias, devolución del IVA, exención a tributos y estabilidad fiscal), derechos de exportación (con alícuotas variables entre el 0 y el 8 por ciento) y diversos tipos de plazo para la exportación en firme.

De forma oficial se informó que aquellas empresas que estén interesadas en acceder al régimen promocional que propone el marco podrán solicitar su incorporación a través de la presentación de un proyecto de inversión ante la Secretaría de Energía, autoridad de aplicación de la ley.

El plazo para acogerse a estos beneficios es de cinco años a partir de la publicación de la norma, y requiere un compromiso de inversión mínimo de 1. 000 millones de dólares para un plazo de seis años con una capacidad de producción instalada de al menos 1 millón de toneladas de GNL por año.

Fuente: iprofesional.com

Previous El oficialismo, cada vez más débil en el Senado: fracasó la sesión para aprobar jueces por falta de quórum
Next MOISÉS: ¨EN ESTE MOMENTO NINGUNA LISTA TIENE LA FÓRMULA DE SERGIO MASSA EN JUJUY¨