Dos emprendedores lanzan una bebida saludable, sin azúcar y a base de yerba mate


Dos emprendedores lanzan una bebida saludable, sin azúcar y a base de yerba mate

Origen, la empresa yerbatera fundada en 2017 por Lucas Torres y Hernán Martínez Escudero, se renueva con el lanzamiento de Yará, una nueva línea de bebidas saludables a base de yerba mate. Con este paso, la empresa busca conquistar a un público joven y demostrar que la innovación puede convivir con la tradición yerbatera argentina.

Yará está disponible en tres versiones: ananá, limón y frutos rojos, ofreciendo una propuesta fresca y natural para disfrutar en cualquier momento del día. Elaborada con infusión real de yerba mate cuidadosamente seleccionada, Yará se presenta como una alternativa saludable para aquellos que buscan cuidarse sin renunciar al placer de un buen mate.

Detrás de Yará se encuentran Lucas Torres y Hernán Martínez Escudero, dos emprendedores apasionados por la yerba mate que fundaron Origen como respuesta a una necesidad puntual del mercado. Los socios veían cómo el café y el té se iban gourmetizando, mientras que la yerba mate permanecía relegada como commodity peleando por precio su espacio en las góndolas de supermercado.

La apuesta por una yerba innovadora y de calidad premium

Decidieron cambiar este paradigma, apostando por una yerba mate de calidad premium, elaborada mediante el método tradicional de secado barbacuá y un proceso de estacionamiento prolongado de 18 meses, un tiempo considerablemente mayor al de las marcas tradicionales.

Pero el verdadero impulso de Origen radica en su espíritu innovador. Tras años de trabajo y dedicación, este sueño se hizo realidad con el lanzamiento de Yará en 2022. Sin embargo, el producto inicial fue discontinuado para mejorarlo y adaptarlo a las regulaciones actuales de etiquetado frontal. En marzo de este año, Yará fue relanzado con aún más fuerza y determinación.

La inspiración para desarrollar Yará, cuenta Torres, surgió luego de que con su socio se dieran cuenta de la creciente popularidad de la yerba mate en el mundo combinada a su vez con cierta resistencia a la costumbre del compartir el mate, más aún después de la pandemia.

Dos emprendedores lanzan una bebida saludable, sin azúcar y a base de yerba mate

¨La principal barrera del mate es la bombilla. Entonces pensamos que si el mundo está pidiendo yerba mate en otro formato, teníamos que ofrecer una alternativa que capturara la esencia de la yerba mate en un formato más accesible y conveniente como es Yará¨, explica Torres al diario.

Fruto de dos años de trabajo, Yará no solo es una deliciosa bebida, sino también una fuente de múltiples propiedades nutricionales. Es un estimulante natural del sistema nervioso, antioxidante y una fuente rica en vitaminas esenciales. Además, Yará lleva el sello de ¨Sin TACC¨, garantizando su seguridad para personas con celiaquía o sensibilidad al gluten, lo que amplía aún más su accesibilidad y atractivo en el mercado de bebidas saludables.

A diferencia de otras bebidas a base de yerba mate que existen en el mercado, Yará está formulada a partir de una infusión real de yerba mate. Esto significa que no se utilizan extractos ni concentrados, sino que se realiza una infusión tradicional de yerba mate y luego se le agrega el jugo de frutas.

Para la producción de Yará, Origen trabaja en colaboración con una empresa de Santos Lugares, en la Provincia de Buenos Aires, utilizando su propia yerba proveniente de Misiones, más exactamente de Concepción de la Sierra, en la zona sur de la provincia. Esta asociación asegura que cada botella de Yará mantenga la calidad y autenticidad de la yerba mate.

Desde su lanzamiento en marzo, destaca Torres, Yará recibió una excelente respuesta del mercado, teniendo que realizar tres pedidos de 10.000 litros cada uno. En cuanto a la yerba mate Origen, producen alrededor de 150.000 kilos por año, reflejando la creciente demanda y aceptación de su marca y su innovadora bebida.

¨El consumidor nos elige por dos razones principales: primero, porque ofrecemos un producto exclusivo y difícil de encontrar en otro lugar; segundo, aunque nuestro precio ($3200 el medio kilo) es más elevado que el de las marcas comerciales, la durabilidad de nuestro producto compensa esta diferencia¨, explica Torres.

Dos emprendedores lanzan una bebida saludable, sin azúcar y a base de yerba mate

El consumidor de Origen tiende a ser un público joven, con edades comprendidas entre los 30 y los 37 años, y aún más joven en el caso de los consumidores de Yará.

Los canales de comercialización de las marcas son principalmente las dietéticas de los grandes centros urbanos del país. Actualmente, llegan de manera directa y a través de una red de 10 distribuidores y 15 revendedores alrededor de 10.000 puntos de venta.

Aunque las exportaciones de yerba Origen son incipientes, el 5% de su producción viaja a Chile y esporádicamente a Estados Unidos, países donde Torres nota que cada vez más hay un consumo de yerba mate no tan ligado a los migrantes sino que más propio.

Próximos lanzamientos y futuras innovaciones

Los socios de Origen están próximos a lanzar otra variante de la yerba Origen, así como un nuevo sabor de Yará. Además, tienen en carpeta más innovaciones relacionadas con el objetivo base de la empresa: ofrecer otras formas de consumo de la yerba que no sea el mate con bombilla. Entre estas posibilidades en prueba se encuentran los solubles y las cápsulas.

¨Pero no solo pensando en el mercado externo, sino también en las generaciones más jóvenes que, por ejemplo, hoy ya no estudian con el mate al lado, sino que toman bebidas energizantes, bebidas enlatadas. Hay que enamorar otra vez a esa generación que, claro, encuentra en las latas un consumo sin preparaciones como el mate que tiene su ritual¨, señala.

Sobre la capacidad de innovación en empresas como la suya, que solo emplea a 10 personas de manera directa, Torres dice que es mayor y lo compara con las grandes empresas.

¨En esas empresas el error es muy costoso porque trabajan a gran escala. En cambio, para las pymes como Origen, innovar es más posible porque pueden probar con pequeñas producciones sin perder demasiado si el producto no funciona¨, justifica e ilustra este punto mencionando el caso de Coca Cola, que en 2003 lanzó Nativa, un producto de yerba mate que no logró el éxito esperado.

Así, Yará marca un nuevo hito en la historia de Origen que además de apostar por la salud y el bienestar de los consumidores, llegó para demostrar que la innovación con la yerba mate no es incompatible a la tradición yerbatera argentina.

Fuente: iprofesional.com

Previous Contra el efectivo: cuál es la tarjeta que crece más en Argentina y qué ventajas te ofrece
Next Con inteligencia artificial, esta argentina creó una startup para que los chicos aprendan inglés