El ex intendente de Tucumán investigado por irregularidades en la recolección de basura


Una auditoría detectó anomalías en la gestión de Germán Alfaro y el Consorcio Metropolitano que se ocupa de la recolección de residuos en la capital tucumana.

La intendenta de la capital tucumana, Rossana Chahla, encargó una rigurosa auditoría de la gestión de su antecesor Germán Alfaro que lo tiene a mal traer. Un informe detectó serias irregularidades en el contrato con el Consorcio Metropolitano para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) que presidía uno de los más estrechos colaboradores del ex alcalde, Héctor Argañaraz.

Según los auditores, “el Consorcio no tenía ninguno de los libros, no tenía los balances, presupuestos, muchas cosas que deberían tener legalmente como empresa. Tenían cuadernos donde anotaban las cosas y un Excel, por lo que había que comparar ambos más un extracto bancario para ver qué faltaba o qué había”, según publicaron medios locales.

El Consorcio no tenía ninguno de los libros, no tenía los balances, presupuestos, muchas cosas que deberían tener legalmente como empresa. Tenían cuadernos donde anotaban las cosas y un Excel, por lo que había que comparar ambos más un extracto bancario para ver qué faltaba o qué había

“El tema de los extractos bancarios es que para el caso de los cheques no se conoce el destinatario, por lo que no sabemos dónde se fueron esos fondos. No tenían los registros que debía tener toda empresa normal, no había expediente ni nada de eso”, agregaron los revisores.

Todas las desprolijidades detectadas prevén un desfalco de unos mil millones de pesos, calcularon los auditores aunque no descartan que por falta de comprobantes pueda ser aún mayor los fondos faltantes como tampoco saber el destino de esos montos.

El análisis de los fondos que pasaron por el Consorcio revela, afirmaron al diario fuentes de la Municipalidad, además de movimientos de fondos injustificables -que estiman fueron a pagar la campaña- pago de tareas que nada tenían que ver con el tratamiento y disposición final de la basura.

De acuerdo con la auditoría, habría movimientos a los que hay que mirar con lupa. De enero a octubre, final de la gestión de Alfaro, figurarían pagos del Municipio al Consorcio por $5.000 millones. De ese total, $1.000 se habrían empleado en lo relativo a los residuos. Las cifras restantes se habrían dirigido a otro tipo de trabajos.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Autos 0Km: concesionarias bajaron los precios para contrarrestar la fuerte caída en las ventas
Next Roberto N´avarro rompió con Cristina y complica a Kicillof: ¨Ya está Cristina, Máximo no va a ser presidente¨