En la provincia el pase sanitario regirá a partir del 21 de diciembre


Será para eventos masivos y para trámites ante organismos públicos. También regirá para actividades culturales, religiosas y recreativas.

Axel Kicillof anunció la implementación de un pase sanitario en la provincia de Buenos Aires a partir del próximo 21 de diciembre. A partir de ese día los bonaerenses deberán acreditar una doble vacunación para ingresar a eventos masivos y a lugares públicos como cines, museos, gimnasios y restaurantes. También será necesario para hacer trámites tanto en la esfera pública como privada.

El nombre oficial es ‘Pase Libre con Vacuna’ y se trata de una acreditación del esquema de vacunación completo con un certificado -Mi Argentina o el carnet de vacunación-, que se establece como pasaporte obligatorio para poder ingresar a eventos masivos y a lugares públicos como cines, museos, gimnasios y restaurantes.

“La provincia ya hizo lo suyo”, aseguró Kicillof durante una conferencia en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno y destacó que ya existen iniciativas similares en países como Francia, Alemania y Portugal.

De esta manera, la Provincia de Buenos Aires se anticipó al pase sanitario que podría anunciar el gobierno nacional en los próximos días. “Está demostrado que aquel que tiene la vacuna es menos contagioso y que en términos probabilísticos tiene menos probabilidades de tener la enfermedad en su forma grave y de fallecer”, dijo el Gobernador.

Dos variables fueron clave para la decisión del gobierno: la primera es el aumento de casos de contagios que el Gobernador calificó como “leve”. En la provincia se registró un aumento de contagio del 33% respecto de la semana anterior. La última semana se registraron 700 casos. Eso sigue siendo el 6,4% del pico de la segunda ola que fue de 12.000 casos.

“Por el momento el aumento no tiene correlato en internaciones, que es del 57% en el conurbano. Todavía tenemos stock de camas disponibles”, dijo el ministro de Salud, Nicolás Kreplak.

La segunda variable tiene que ver con el porcentaje de bonaerenses que aún quedan sin ninguna de las dosis aplicadas. El propio Kicillof se mostró optimista respecto de que esta medida tenga un impacto directo en aquellas personas que se resisten a la inoculación. Incluso destacó el caso de Tucumán, donde se duplicó la cantidad de vacunados.

“Los números hablan de que aquel que no está vacunado tiene 14 veces más de posibilidades de quedar internado”, dijo Kicillof y agregó que se busca “concientizar y acompañar el proceso de vacunación para que sea universal”.

“Venimos a hacer un llamado a cuidar lo que tenemos, para preservar lo que hemos ganado con tanto esfuerzo. En PBA los números están creciendo de manera lenta, lejos de ser una situación grave o dramática, pero preocupa el desarrollo ascendente y la variante Ómicron que llega de los países vecinos y ahora desde nuestro país”, agregó.

También volvió a poner como ejemplo lo que ocurre en otros países del mundo, sobre todo del hemisferio norte, en donde “van por la quinta y sexta ola del covid” lo que marca que “lamentablemente no se ha conseguido terminar con la epidemia”.

“Hay una coincidencia bastante estricta entre aquellos lugares donde vuelve a circular el virus y los bajos niveles de vacunación”, completó Kicillof.

Previous Farmacéuticos y médicos jujeños alertan la compra de un potente psicofármaco a través de recetas truchas
Next Un italiano fue a vacunarse con un brazo falso para obtener el pasaporte sanitario