Encontraron 100 balas en la casa del hombre que intentó matar a Cristina Kirchner


Fernando Sabag Montiel, el brasileño de 35 años detenido luego de que intentar asesinar a la Vicepresidenta, tenía dos cajas con 50 proyectiles de 9 milímetros en cada una. Fue en el marco de un allanamiento al monoambiente que alquilaba en San Martín.

Tras el intento de asesinato a Cristina Kirchner en la puerta de su domicilio en Recoleta, la jueza federal María Eugenia Capuchetti ordenó un allanamiento en la casa del hombre detenido acusado del ataque: encontraron 100 balas de 9 milímetros, que serán peritadas, sin contar con el arma Bersa Thunder 380 calibre 32 y las cinco municiones que allí tenía.

Los proyectiles fueron encontrados en el marco de un allanamiento al monoambiente que alquilaba Fernando Sabag Montiel, el hombre brasileño de 35 años detenido por el hecho, en la calle Uriburu al 700, ordenado por Capuchetti a la Unidad de Investigación Antiterrorista de la PFA.
Los proyectiles, de 9 milímetros, estaban en dos cajas de 50 balas cada una. La Policía le secuestró, además, una computadora, una libreta de enrolamiento a nombre de Jacobo Sabag, dos tarjeta sube, tres hojas con calco de tatuajes y un certificado de nacimiento brasilero a nombre de Viviana Sabag.

Ayer, la PFA ingresó al viejo domicilio de Sabag Montiel en Villa del Parque, sobre la calle Terrada, donde vivía con sus padres años atrás y que hoy alquilaba a inquilinos. Faltaba saber su dirección actual. Este último dato fue aportado por un vecino suyo, que lo delató a la Policía Bonaerense al reconocerlo en las imágenes del hecho.

El hombre le reportó el dato a personal de la Comisaría 8° de la Bonaerense. Dijo que nunca había tenido problemas con Sabag Montiel y que sabía que el acusado de matar a la Vicepresidenta era dueño de tres taxis que trabajaban en Capital Federal. 

También aportó el número de teléfono del acusado. Eso dio aviso a la UFI N°2 de la zona, que reportó la información a la Justicia federal. Entonces, la jueza pudo ordenar el allanamiento, que continuaba hasta este momento.

Sabag Montiel, alias “Tedi”, quiso cometer anoche un magnicidio contra Cristina con una pistola Bersa que estaba cargada y en condiciones de disparar, considera por ahora la Justicia. Gatilló dos veces, según testigos, pero el disparo no se ejecutó, supuestamente, porque no había balas en la recámara, debido a que el arma no había sido montada o el procedimiento no se había realizado correctamente.

El 17 de marzo de 2021, un policía porteño de la Comisaría 15A relató cómo interceptó un Chevrolet Prisma negro en su recorrido, sin patente trasera y con los vidrios delanteros bajos. Allí se presentó Sabag Montiel, dijo ser empleado de una empresa telefónica y explicó que la patente le faltaba debido a un choque ocurrido días antes. Decidió abrir el auto, pero al hacerlo se cayó del vehículo un cuchillo de 35 centímetros de largo.

Por eso se le labró un acta contravencional con intervención de la Fiscalía N°8 del fuero y se le secuestró el arma. La causa fue archivada poco después. La fiscalía afirmó que el caso “no revestía entidad”.

Fuente: politicargentina.com

Previous El Gobierno convocó a empresarios, sindicalistas y religiosos para construir consensos contra los discursos de odio y violencia
Next Amalia Granata puso en duda el atentado contra CFK: pedirán su expulsión de Diputados de Santa Fe