Firma convenio de comodato entre el Ministerio de Seguridad y el Municipio de Monterrico


El Ministerio de Seguridad firmó un convenio para la habilitación de un inmueble que funcionará como una dependencia policial en Monterrico.

Participaron de la firma del convenio el Ministro de Seguridad Pública; Luis Martín, el Secretario de Relaciones con la Comunidad; Diego Suárez, el Intendente Municipal; Nilson Ortega, autoridades de la cartera ministerial y ediles de la jurisdicción.

El Ministro de Seguridad Pública y el Intendente Municipal de Monterrico, firmaron hoy un convenio para la habilitación de un inmueble, que funcionará como un espacio que brinde seguridad pública a los residentes de esa localidad.

En la oportunidad, Martín expresó que “teniendo en cuenta el crecimiento demográfico que ha tenido la ciudad de Monterrico, amerita que la policía también tenga una descentralización territorial; a través de este convenio van a estar presente personal de la fuerza al servicio de la comunidad”.

Asimismo señalo que “no queremos sectores vulnerables, el personal policial debe tener presencia activa en cada sector, barrio o localidad, es por eso que habrá presencia de distintas unidades especializadas como de narcotráfico, personal de investigaciones, bici-policías y motorizados de la policía para brindar un servicio integral de seguridad”.

Tras el acto de firma, Ortega puso de relieve el trabajo conjunto para llevar soluciones a los ciudadanos de aquella localidad. “Firmamos un convenio de comodato y hemos tenido respuestas inmediatas ante el pedido que efectuamos, ya acondicionamos una parte edilicia que funcionara en una zona donde hay muchísima ocupación poblacional y era necesario resguardar la seguridad de nuestra gente”, afirmó.

El Barrio 25 de Mayo, específicamente en la Zona de Ovejería, será el lugar donde se pondrá en marcha la nueva dependencia policial para contribuir al bienestar de la ciudadana.

Previous Nuevo equipamiento y tecnología de punta para el Hospital Materno Infantil
Next El riesgo de ataque cardíaco aumenta 63% tras haber tenido COVID