Gana el lobby de los hermanos Mas y empiezan a construir el nuevo estadio del Inter de Messi


La llegada del astro allanó el camino para que levanten el Miami Freedom Park en terrenos públicos y sin licitación. Tendrá capacidad para 25 mil personas e incluirá un parque y un hotel con 750 habitaciones.

Los hermanos Mas y David Beckham finalmente lo lograron. Tras casi una década de negociaciones con el gobierno de la ciudad de Miami, esta semana arrancó la construcción del Miami Freedom Park. El nuevo estadio del Inter de Lionel Messi se inaugurará en 2025. Tendrá capacidad para 25 mil personas e incluirá un hotel con 750 habitaciones, comercios, oficinas y un enorme parque público. La obra se concretará en terrenos públicos, pegados al aeropuerto local, cedidos por el gobierno de la ciudad en un contrato de arrendamiento por un lapso de 99 años.

El arribo de Messi al Inter le dio el último empujón a una causa que había empezado Beckham en 2014, 6 años antes de que el club empezara a jugar en la liga estadounidense. Desde ese momento, se presentaron y descartaron al menos cuatro proyectos distintos. El ex futbolista inglés planeó construir el estadio de su franquicia en el puerto de Miami, en un espacio flotante sobre el mar, en Little Havana y al norte de Downtown. Cada idea avanzó al punto de ser considerada seriamente por la ciudad, pero todas quedaron en la nada.

En el camino el grupo Beckham desplegó su poder de lobby, enfrentando resistencias de los vecinos, de la política y la justicia. “A veces fue muy difícil. Hubo reveses y momentos en que dijimos que esto no iba a suceder. Era difícil pero nunca me rendí”, recordaría Beckham años después. En 2018 los poderosos hermanos Jorge y José Mas se sumaron a la aventura, dándole un respaldo clave. Los empresarios cubano-americanos son los fundadores de Mas Tec, una empresa multinacional de ingeniería, construcción de infraestructuras y servicio de comunicación. El pequeño imperio de los Mas ganó casi 10 mil millones de dólares el año pasado.

Messi, Beckham y los hermanos Mas, durante la presentación del astro argentino enn Miami.

El trío empresario logró en 2018 un guiño de la ciudad. La posibilidad de utilizar un terreno público pegado al aeropuerto internacional de Miami. El predio estatal tiene 53 hectáreas. A Beckham y a los Mas les interesó la idea. Pero antes tuvieron que saltar una última traba: ganar un referéndum popular. Lo hicieron. El 60% de los votantes autorizó la construcción del Miami Freedom Park.

Con Inter mi familia se propuso construir algo verdaderamente transformador. En solo cuatro años hemos cambiado la percepción mundial del fútbol estadounidense

Tras ese aval, en abril del 2022 el proyecto llegó al City Hall de la ciudad. El alcalde Francis Suárez apoyaba plenamente la obra. Pero faltaba la voz legislativa. Los cinco comisionados de Miami forman una suerte de cuerpo legislativo que por momentos tiene más poder (aunque menos visibilidad) que el alcalde Suárez.

La votación salió 4 a 1 en favor de la obra. El cubano Manolo Reyes fue el único que rechazó la concesión de terrenos pegados al aeropuerto. “Me opuse a que la ciudad de Miami le entregara de la forma en que lo hizo, sin licitación, ese terreno tan valioso a la familia Mas para un negocio privado. El estadio no es lo importante. Esa área irá para el desarrollo de millones de pies cuadrados, de hoteles, de restaurantes, shopping centers y edificios de oficina”, se quejó Reyes ante el diario.

Comisionado desde 2017, Reyes apuntó contra Beckham. “Desde que llegó aquí, ese señor siempre quiso que le regalaran la tierra. Buscó por todos los modos que el gobierno le diera la tierra para un negocio privado”.

Pero la postura Reyes quedó en franca minoría. Comisionado y ex alcalde de la ciudad, Joe Carollo da una visión más optimista. “Es impresionante lo que está generando Messi. Este va a ser el fenómeno más grande que tendremos en relación al deporte, y no sólo en Miami, será en todos los Estados Unidos”, plantea el cubano Carollo ante este medio.

Desde que llegó aquí, ese señor David Beckham siempre quiso que le regalaran la tierra. Buscó por todos los modos que el gobierno le diera la tierra para un negocio privado 

La construcción de la nueva cancha del Inter acaba de empezar. “Con Inter mi familia se propuso construir algo verdaderamente transformador. En solo cuatro años hemos cambiado la percepción mundial del fútbol estadounidense. Al comenzar la construcción del Miami Freedom Park, esa misma visión nos guía”, se entusiasmó Jorge Mas, CEO del club de Messi.

Sobre los distintos usos que tendrá el estadio, el empresario planteó: “Al crear un espacio multifacético, estableceremos un nuevo estándar de lo que pueden ser los complejos deportivos. Esperamos poder ofrecer un destino de comida y entretenimiento para que las familias disfruten durante todo el año”.

El hijo del mítico Jorge Mas Canosa concluyó: “No puedo esperar para dar la bienvenida a nuestros fanáticos a nuestro estadio de última generación y escuchar los cánticos cuando Messi y sus jugadores salgan al campo por primera vez en 2025”.

Según aseguraron desde el club, ya existe una larga lista de empresas hoteleras, de entretenimiento, grupos de restaurantes e instituciones culturales interesadas en asociarse al proyecto.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Cárceles: el Gobierno debe más de 4 mil millones y peligra el abastecimiento de comida
Next Surtidores, en crisis: tras congelamiento de las naftas volvieron los cupos y estaciones preparan medidas de fuerza