Impuesto extraordinario a los ricos: el Estado lleva recaudados $237.300 millones


AFIP logró recaudar por el Aporte Extraordinario unos $10.000 millones extra a partir de unas 2.500 fiscalizaciones entre contribuyentes que no presentaron las declaraciones juradas correspondientes. A cuántas fortunas superiores a los $200 millones alcanzó y qué porcentaje corresponde a varones.

Pese a las resistencias que ejerció parte de la oposición y las inacabables presentaciones judiciales de los multimillonarios – muchos de ellos del jet-set de futbolistas y famosos -, el Aporte Solidario Extraordinario que se conoció como “impuesto a los ricos” logró recaudar un total de $237.300 millones hasta el momento, gracias a recursos que vienen sumándose en los últimos meses a través de fiscalizaciones y controles de la AFIP. 

Es que, después de casi un año de vigencia, el aporte de las grandes fortunas ante la crisis por la pandemia continúa haciendo ingresar recursos al Estado. En este caso, a través de fiscalizaciones realizadas por la Agencia Federal de Ingresos Públicos sobre “contribuyentes con elevados patriminios que no pagaron el Aporte Solidario y Extraordinario” se consiguió sumar $10.000 millones extra.

Según surge de un documento cuyos datos que publica Ámbito, sólo en noviembre, a causa de dichos controles, el Estado accedió a $1.500 millones frescos. “La AFIP inició a fines de octubre ejecuciones fiscales a unos 100 contribuyentes con elevados patrimonios que no pagaron el Aporte Solidario y Extraordinario”, sostiene en texto respecto de las personas con patrimonios mayores a los $200 millones.

A partir de mayo, el organismo recaudador había habilitado este tipo de controles y herramientas sobre las personas alcanzadas por el Aporte Solidario y Extraordinario que no habían cumplido con sus obligaciones, pese a que en general las ejecuciones fiscales y los embargos estuvieron suspendidos durante la pandemia.

“Las ejecuciones fiscales iniciadas por AFIP se sumaron a las tareas de fiscalización y control realizadas en todo el país, que dieron lugar a que distintos contribuyentes con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos presenten sus declaraciones juradas y realicen los pagos correspondientes”, dice el informe. 

Fueron 2500 las fiscalizaciones totales entre los contribuyentes que no presentaron las declaraciones juradas obligatorias. Los datos del organismo arrojan que unas 10.600 personas cumplieron con esa documentación correspondiente.

El aporte extraordinario alcanzó a 11.865 personas con fortunas superiores a los $200 millones, según datos presentados ante el Senado por la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Se trata del 1,22% del total de contribuyentes registrados en el pago de Bienes Personales y del 0,026% del total de la población de Argentina. 

Un dato relevante que surge de lo recaudado vía Aporte Extraordinario es que el 76% de las fortunas más voluminosas del país del país corresponde a varones, por un monto equivalene a $177.000 millones, mientras que el restante 24%, unos $53.000 millones, “fue aportado por mujeres cuyos patrimonios superaron los $200 millones, el piso patrimonial que definía el pago del aporte”.

Según el último informe disponible de la Oficina de Presupuesto del Congreso, hasta octubre el crédito vigente ascendía a los $191.250 millones. Las partidas y funciones para uso del dinero recaudado por el ASE ya estaban determinados en la misma ley que sancionó el Congreso de la Nación: un 20% para equipamiento médico, otro 20% para subsidios a pymes, otro 20% para el programa de incentivo al estudio Progresar y el 25% restante a programas de Energía. Salvo las becas, que al momento registra una ejecución del 12,1% debido a que un monto significativo se paga a fin de año, el resto de los programas fueron ejecutados en un porcentaje mayor al 88%.

Fuente: politicargentina.com

Previous Se pudren toneladas de frutas: faltan trabajadores pese al decreto que evita que pierdan planes sociales
Next Camioneros negocia un bono de fin de año de $38.000