Kicillof dijo que el turismo popular se desplomó y culpó a Milei: ¨veníamos con veranos récords y los pinchó¨


La ocupación hotelera en destinos masivos registró caídas de hasta 30 puntos. También cayó el consumo.

El turismo masivo y popular se desplomó en la provincia. Axel Kicillof mostró los números de las primeras dos semanas de la temporada y no son buenos. La fuerte caída se registra en los alojamientos de 1, 2 y 3 estrellas.

Pero también cayó fuerte el consumo: el gobernador hizo referencia a un consumo “gasolero” y destacan desde el gobierno que las estadías son más cortas y que el turismo es espontáneo.

En términos generales no se registra una caída. Por el contrario, el gobierno registró entre el 1 y el 14 de enero 3.002.511 turistas en todos los puntos de la provincia, un 7,3% más que el año pasado. Sin embargo, en La Plata observan un cambio de perfil en el patrón turístico de la provincia de Buenos Aires. Incluso hablan de “un movimiento heterogéneo de turistas”.

La caída tiene que ver con el turismo que en el gobierno de Kicillof consideran masivo y popular. Aseguran que se ve una caída muy fuerte en los alojamientos de 1, 2 y 3 estrellas. Allí, los niveles de ocupación son muy bajos.

Algunos ejemplos: En Mar del Plata la ocupación es del 72% cuando el año pasado era del 82%. La caída en uno de los puntos históricos del turismo popular fue de diez puntos. En San Bernardo la ocupación fue del 58% frente al 88,5% de la temporada anterior. La caída supera los 30 puntos.

Villa Gesell es otro destino masivo y popular que registró una ocupación del 63% frente al 86,5% del año pasado.

Distinta es la situación en puntos turísticos de la costa más elegidos por sectores de mayor poder adquisitivo. En Cariló se perdieron apenas tres puntos. Las reservas de alojamiento pasaron de 91% en 2023 al 88% en la temporada actual.

También son considerados destinos para sectores con mayores ingresos Mar de las Pampas y Mar Azul. En el primero las reservas crecieron de 97 a 98%. En Mar Azul también hubo una suba del 95 al 97%.

“Donde mayor se ve esta regresividad en el comportamiento turístico es en el gasto. Se desplomó el consumo. Muchos turistas llegaron a los balnearios, pero vemos que no tienen posibilidad de sostener el consumo”, explicó el ministro de Producción, Augusto Costa y destacó que se ve una caída del consumo del 30%.

Lo que observamos, como resultado de las políticas económicas del gobierno nacional, es una polarización. Veníamos de veranos récord, récord, récord, viene Milei y lo pincha.

Además, observan que las estadías son más cortas y que el turismo es espontáneo. Esto significa que las reservas son menores y eso atenta con la planificación de la industria.

“No tenemos ningún problema en reconocer que transitamos un verano complejo, heterogéneo”, dijo Kicillof este miércoles en Mar Chiquita. “Lo que observamos, como resultado de las políticas económicas del gobierno nacional, es una polarización. Veníamos de veranos récord, récord, récord, viene Milei y lo pincha”.

El gobernador señaló que cayó la ocupación, el gasto promedio y la duración de las estadías. “Tenemos un turismo más ocasional, más corto. Más gasolero”, dijo. Además, explicó que registran una diferenciación entre sectores que económicamente les va igual y hasta en algunos casos un poco mejor. Y otro sector al que referenció como un “turismo popular a la baja”.

“Suben los alimentos, sube la nafta, y los salarios no suben. Tampoco hay que ser economista austríaco, ni de Harvard para entender que el turismo masivo se va a resentir”, aseguró.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Se activa el CFI: Diez gobernadores petroleros le exigen a Milei una negociación "real" de la ley ómnibus
Next Tecnología aplicada a la prevención de la violencia