La candidata de Correa gana en Ecuador pero habrá balotaje con la derecha como favorita


Luisa González y el empresario Daniel Noboa disputarán la presidencia en el balotaje del 15 de octubre. El empresario de derecha se perfila como favorito.

Luisa González, candidata de Rafael Correa, resultó la candidata más votada en la elección presidencial de Ecuador con 33,3 por ciento de los votos, 9 puntos por encima del empresario Daniel Noboa que obtuvo 24,3 por ciento. 

La postulante de Revolución Ciudadana no logró evitar la segunda vuelta ni aumentar de manera significativa el techo de 30 puntos del correismo. Cabe recordar que en la primera vuelta de 2021, el entonces candidato Andrés Arauz cosechó 32,7 por ciento y luego cayó derrotado con Guillermo Lasso.

El cuadro para el balotaje del 15 de octubre es complejo para González porque todo indica que los votos del asesinado Fernado Villavicencio; el empresario y ex francotirador de la Legión Extranjera, Jan Topic y el ex vice de Lenin Moreno, Otto Sonnenholzner, irán para Noboa en un escenario casi calcado a la segunda vuelta que ganó Lasso hace dos años. 

Queda claro que una pésima candidata, es un golpe fuerte. Tuvimos el piso histórico pero nos encaminamos a perder por diez puntos

Noboa surge como outsider y con un perfil de empresario millonario, pero es hijo del cinco veces candidato a presidente, Alvaro Noboa. El ahora favorito para quedarse con la presidencia no aparecía entre los primeros puestos en las encuestas pero tuvo una destacada participación en el debate presidencial. Eso, según los analistas, le permitió el crecimiento para meterse en la segunda vuelta. “Noboa capitalizó haber sido neutral en el debate, no atacó a nadie y propuso. Eso fue un punto de inflexión”, afirmó una fuente al diario. 

Por el contrario, Luisa González tuvo un desempeño errático que la dejó expuesta. Tal como reveló en exclusivo al diario, esta candidata genera recelos en el correísmo por su falta de conocimiento entre la población y las pocas cualidades para afrontar una candidatura.

“Queda claro que una pésima candidata, es un golpe fuerte. Tuvimos el piso histórico pero nos encaminamos a perder por diez puntos”, comentó al diario una fuente del correísmo que da por hecha la derrota en octubre.

Daniel Noboa

González fue puesta a dedo por Rafael Correa frente a la desconfianza que le generan otras figuras de su espacio político como su propio vicepresidente Andrés Arauz o el periodista Carlos Rabascall, que era número puesto hasta que Correa decidió vetarlo. La lealtad de su delfín es lo que podría garantizar su retorno al país a través de una reforma constitucional que le permita sortear las causas judiciales que enfrenta.

De todas formas, su partido Revolución Ciudadana volverá a ser la primera fuerza en la Asamblea Nacional y en caso de seguir como oposición, tendrá capacidad de bloqueo como durante estos últimos años de Lasso. Según sus cálculos, Revolución Ciudadana superará la bancada de 49 legisladores del período anterior. 

González fue puesta a dedo por Rafael Correa frente a la desconfianza que le generan otras figuras de su espacio político como su propio vicepresidente Andrés Arauz o el periodista Carlos Rabascall que era número puesto hasta que Corra decidió vetarlo.

En este sentido, el desafío más grande el próximo gobierno ecuatoriano es la construcción mayorías en una Asamblea Nacional dominada por la izquierda. El otro gran desafío es construir un liderazgo político capaz de enfrentar la ola de violencia narco que sufre el país y terminó con un candidato a presidente y un dirigente político asesinados.

En paralelo a la votación se implementó referéndum en el que se consultó: “¿Está usted de acuerdo con que el gobierno ecuatoriano mantenga el crudo del ITT, conocido como bloque 43, indefinidamente bajo el subsuelo?”. Se trata de un yacimiento ubicado en la amazonia ecuatoriana de  Yasuní. Al ganar el “Sí”, se ejecutarán medidas para frenar la extracción de petróleo. 

La jornada contó con una participación récord de 82 por ciento a pesar del clima de violencia pero hubo irregularidades en el voto en el exterior. Rafael Correa denunció fraude y pidió repetir la elección en los migrantes y el Consejo Nacional Electoral reconoció la existencia de ataques hackers en varios países, la mayoría europeos. El voto en el exterior aporta tres asambleístas y votos para el binomio y en el correísmo dicen que “arrasaron”.

Quien resulte electo presidente deberá completar el mandato de Lasso hasta 2025, un mandato de transición de un año y 8 meses.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Massa busca que el FMI le autorice usar USD 3.400 millones para frenar el dólar
Next ¨Tentación¨ para dolarizar la economía: el blue quedó cerca del valor de convertibilidad, ¿qué significa?