La sombra de Macri detrás de la visita de Villarruel a Córdoba


 Villarruel es el primer paso del armado halcón de Macri. La vice estuvo con el ala dura del PRO.

El expresidente Mauricio Macri olfatea desde hace días la resistencia que tiene entre los gobernadores de Juntos por el Cambio y la orgánica del PRO que lidera Patricia Bullrich para su desembarco en la cúpula del partido amarillo. Por eso, algunos admiten que puede arrancar una reconstrucción de su liderazgo en el partido que fundó, con un perfil más duro y alejado del ala moderada.

Con ese objetivo, hay vasos comunicantes, además del vínculo directo entre Macri y la vicepresidenta Victoria Villarruel, la titular del Senado que anoche arribó a Jesús María al Festival de la Doma y el Folklore. El festival más macrista del enero cordobés y en contraposición con el perfil más ‘K’ que siempre tuvo la organización de Cosquín. Por ello, no fue taro que ayer se confirmara la presencia de Villarruel, la tercera vicepresidenta en hacer escala en ese anfiteatro después de Julio Cobos (enero 2009) y Gabriela Michetti.

De todas maneras, al margen de lo protocolar y la recepción por parte de Juan López, director del festival; y del intendente radical Federico Zárate y su antecesor, el actual diputado nacional Luis Picat, varios observaron los guiños y el entorno que rodeó a Villarruel. 

Fue notable la sintonía de la vice con algunos jóvenes del PRO, como el caso del intendente de Villa Allende, Pablo Cornet, quien además de ser sobrino de Manuel Tagle, el empresario cordobés que preside la Bolsa de Comercio, es uno de los integrantes del G25 con los que Macri quiere mostrarse para iniciar la reconstrucción amarilla. Tanto con él, como con Adela Arning, la intendenta amarilla de Mendiolaza, uno de las localidades que es bastión del Círculo Rojo cordobés.

En Córdoba, creen que Macri puede elegir esta provincia si decide prenderse en la interna amarilla en unos meses. Otros, los detractores del expresidente en el Congreso, desestiman esa chance. “Hay, desde gobernadores hasta pequeños dirigentes de provincias chicas que no quieren que Macri sea ni portero del PRO. A lo mejor, a él le sirve para sentarse en LN+ con un graph o zócalo que lo respalde más”, reconoció esta mañana al diario un moderado cordobés.

Fue notable la sintonía de la vice con algunos jóvenes del PRO, como el caso del intendente de Villa Allende, Pablo Cornet, quien además de ser sobrino de Manuel Tagle, el empresario cordobés que preside la Bolsa de Comercio, es uno de los integrantes del G25 con los que Macri quiere mostrarse para iniciar la reconstrucción amarilla.

Asimismo, y volviendo a Villarruel, anoche la vicepresidenta tuvo una buena aceptación de una parte del público. Aunque, un momento bastante incómodo se registró durante su ingreso, cuando el reconocido folclorista santiagueño ‘Peteco’ Carabajal lanzó desde el escenario: “no se paren que no vino nadie”.

Es conocida en Córdoba la simpatía de Carabajal con el kirchnerismo, por eso la incomodidad de los anfitriones de Villarruel en ese momento de la noche.

Algunos sectores de la cultura en Córdoba y el norte del país se mostraron reacios en las últimas semanas con el gobierno de Milei por la suspensión de festivales estivales por parte de fondos. Un intendente cordobés que debió acotar la edición 2024 de su festival reconoció a este sitio que, después de una reunión en Córdoba con los responsables de Cultura de la Nación se fueron con un sinsabor. “Nos dijeron que ‘no hay plata’ que es lo que repiten siempre y nos mandaron a buscar sponsors en el sector privado”, se quejó al diario el intendente tras la salida de la reunión en un hotel céntrico.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Covid-19: vacunación y medidas de cuidado reducen la posibilidad de contagio
Next Fuerte interna entre el hombre de Schiaretti que maneja la Anses y Caputo por los fondos de los jubilados