La UTA anunció un principio de acuerdo y se levantará el paro de colectivos en el interior


El paro de transportes en el interior del país quedará sin efecto el jueves próximo. Según un comunicado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), “se logró un principio de acuerdo con la representación de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP), después de reuniones con funcionarios de gobiernos provinciales, municipales, referentes de COFETRA y autoridades del ministerio de Transporte y Trabajo de la Nación”.

A su vez, el texto indica que el gremio conducido por Roberto Fernández, junto con representantes del empresariado, acordaron reunirse hoy para sellar el acuerdo salarial y presentarlo en el ministerio de Trabajo. Por lo que si se concreta el acuerdo, podría quedar sin efecto el paro anunciado para el jueves y viernes.

En el mismo sentido, la UTA aclaró que marchará al Congreso para “pedir el dictado de una ley federal de transporte que contemple la problemática del transporte de pasajeros del interior del país“.

La huelga comenzó ayer y hoy tendrá un intervalo en solidaridad con los trabajadores del Censo 2022. En el caso de no concretarse el acuerdo, se retomaría el jueves y concluirá el viernes. En el comunicado oficial del lunes, el sindicato indicó que la medida fue tomada luego que se agotaran las instancias de negociación con el ministerio de Trabajo.

“Responsabilizamos de todas las consecuencias de cualquier medida de acción gremial, a la total negativa a acordar los sueldos de los trabajadores del transporte de pasajeros del interior del país, y a pretender negociar salarios diferentes a los del Área Metropolitana de Buenos Aires”, señaló el gremio en su descargo.

Desde la UTA pretenden que los choferes del interior del país alcancen los mismos salarios que los del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y agregaron: “No vamos a permitir que nos condenen a salarios de pobreza”.

El reclamo tiene se originó en el reparto de subsidios hacia las provincias y el AMBA -que según fuentes gremiales, se llevaría el 85 por ciento-; lo que dificultaría la recomposición salarial de los choferes del resto del país.

Previous Fortalecimiento de vínculo con Bolivia
Next Más de 95 mil pesos necesitó una familia tipo durante abril para no ser considerada pobre