La visita de la jefa del Comando Sur acelera la disputa por el puerto fueguino


Estados Unidos respalda la construcción del Polo Logístico Antártico en Ushuaia y rechaza el desarrollo del puerto multipropósito en Río Grande.

La visita a Argentina de la jefa del Comando Sur, general Laura Richardson, está marcada por una fuerte ofensiva de Estados Unidos contra la base espacial de China en Neuquén, pero en un segundo plano aparece también una disputa por la construcción de un puerto en Tierra del Fuego, un punto clave para el acceso a la Antártida.

Richardson viajará el jueves a Tierra del Fuego y la versión en la isla es que se reunirá con las autoridades de la Base Naval de Ushuaia para informarse sobre el proyecto para construir el Polo Logístico Antártico, que sería una conexión clave con el continente blanco. Actualmente los buques que viajan a la Antártida se abastecen principalmente en la chilena Punta Arenas o en las Islas Malvinas.

La llegada de Richardson generó una fuerte tensión en Tierra del Fuego y el gobernador Gustavo Melella ya avisó que no la recibirá. ¨No vamos a recibir formalmente, oficialmente y de ninguna manera a la jefa del Comando Sur de los Estados Unidos porque realizan prácticas militares junto a Gran Bretaña en el Atlántico Sur¨, se justificó.

El interés de EEUU por el Polo Logístico Antártico es bastante novedoso porque hasta hace poco miraba de reojo el proyecto. El cambio de gestión nacional tuvo que ver con ese giro, aunque sobre todo está vinculado al rechazo estadounidense a la construcción del puerto multipropósito de Río Grande.

Ese rechazo fue explicitado recientemente por Richardson ante un comité de la Cámara de Representantes. La generala dijo que en Río Grande una empresa china ¨está intentando asegurarse los derechos para construir instalaciones marítimas de uso dual¨. ¨Esto podría mejorar dramáticamente la capacidad de acceso de China a la región antártica¨, advirtió.

Gustavo Melella.

No obstante, el proyecto chino no es el único y tampoco es el más avanzado, según explicaron fuentes fueguinas. Para la construcción del puerto multipropósito de Río Grande hay dos proyectos: uno de la empresa Mirgor de Nicolás Caputo y otro que surge a partir un memorándum de entendimiento que la provincia firmó con la china Shaanxi Chemical Group.

El proyecto de Mirgor tiene una inversión prevista de 380 millones de dólares y en Río Grande lo ven como el más viable y también el más conveniente para el abastecimiento antártico. En la provincia dicen que en principio no hay financiamiento chino para este puerto.

El plan chino es mucho más ambicioso y prevé una inversión de 1.250 millones de dólares que además del puerto multipropósito incluye la creación de un polo petroquímico y una central eléctrica.

Este proyecto generó el año pasado (tras la aprobación en la Legislatura del memorándum de entendimiento) una fuerte polémica porque desde distintos sectores instalaron la idea de una ¨base china¨ en Tierra del Fuego. En medio del clima electoral y de las negociaciones con el FMI, desde el gobierno de Alberto Fernández tuvieron que salir a desautorizar a su aliado Melella y aseguraron que no aprobarían la construcción del puerto chino. ¨El único puerto autorizado es el de Mirgor en el mismo terreno que iban a usar los chinos¨, aseguró el entonces jefe de gabinete, Agustín Rossi.

Richardson con Luis Petri y el embajador Stanley.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Los gobernadores desconfían de Milei y quieren tratar primero el pacto fiscal
Next Alerta tras default de La Rioja: acreedores amenazan con acciones judiciales y crece la preocupación en los mercados