Las claves de la reaparición de Cristina tras el durísimo revés judicial: ¿estrategia de campaña o defensa propia?


En medio de los pedidos del kirchnerismo de que aparezca en la campaña con un rol más activo y al mismo tiempo de que la Justicia ordenara la reapertura de las causas de Hotesur-Los Sauces y el Memorándum de Entendimiento con Irán, la vicepresidenta hablará en público después de más de dos meses de silencio.

La ex presidenta anunció que reaparecerá en un acto este sábado para la presentación de la reedición de un libro sobre Néstor Kirchner. La decisión la hizo pública minutos después de que se conoció el fallo adverso, pero ya se hablaba de una inminente aparición luego de insistentes reclamos de la militancia, incluso de su hijo Máximo Kirchner, para reforzar la campaña electoral.

La Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Diego Barroetaveña y Diego Petrone, resolvió revocar el sobreseimiento de la ex presidenta y ordenó un nuevo juicio oral en ambas causas. La defensa de la ex presidenta esperaba una resolución en contra luego de que la juez Ana María Figueroa, integrante de la misma sala, fuera cesada en sus funciones por decisión de la Corte Suprema. En Hotesur-Los Sauces, la ex presidenta será juzgada junto a una treintena de imputados, entre ellos su hijo Máximo Kirchner, por asociación ilícita y lavado de dinero en el alquiler de propiedades y hoteles pertenecientes a la familia.

El revés judicial también involucra a otra causa, la del pacto con Irán que fue iniciada por el fiscal Alberto Nisman, que ya había sido cerrada por falta de delito por el Tribunal Oral Federal 8, pero las querellas de la AMIA y DAIA apelaron el sobreseimiento. Los jueces Barroetaveña y Petrone aceptaron el pedido y la vicepresidenta será enjuiciada junto otros funcionarios.

El kirchnerismo siempre denunció “al Poder Judicial por las maniobras en contra de la ex presidenta” sobre todo en medio del contexto electoral, por lo que ella se consideró “proscripta” luego del fallo del caso de Vialidad. La reapertura de las nuevas causas fueron resueltas cuando falta un mes y medio para las elecciones nacionales, por lo que podría tener una implicancia en el resultado electoral del oficialismo.

Un acto sin candidatos

Cristina no habla públicamente desde el 17 de julio cuando compartió un acto junto al candidato presidencial, Sergio Massa, por los 15 años de la reestatización de Aerolíneas Argentinas. La última vez que se la vio en público fue cuando votó en las primarias en Santa Cruz. Su protagonismo en la campaña rumbo a las generales fue totalmente nulo, pese al pedido de dirigentes políticos y sindicalistas de que se involucre más. Este fin de semana, el candidato a diputado por UP, Máximo Kirchner, pidió a la vicepresidenta que “hable con público”.

Hasta ahora la ex presidenta nunca se pronunció sobre la derrota electoral del 13 de agosto, donde Unión por la Patria, quedó en tercer lugar tras los candidatos de Libertad Avanza, Javier Milei, y de Juntos por el Cambio. Cerca de Cristina afirman que su ausencia fue para “darle un mayor protagonismo a Massa” en esta etapa de la campaña electoral.

Finalmente el próximo sábado 23 de septiembre a las 18 horas la vicepresidenta presentará la reedición del libro “Después del derrumbe, Conversaciones de Torcuato Di Tella y Néstor Kirchner”, en un encuentro organizado por la Escuela Justicialista Néstor Kirchner. Según informó en las redes sociales, Cristina será la única oradora de la jornada que se realizará en el Auditorio de la UMET, en la calle Sarmiento 2037 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El título de la charla será “De castas, herencias, derrumbes y futuro”.

Se espera que Cristina brinde un fuerte mensaje contra “la mafia judicial” y el “lawfare” y apunte a defenderse en las causas que recientemente fueron reabiertas. También que se presume que dejará alguna señal sobre la campaña electoral y brinde apoyo a los candidatos, sobre todo a Sergio Massa, que necesitará sumar el caudal de votos para entrar a un balotaje.

La reacción del oficialismo

Desde Unión por la Patria salieron a cuestionar el accionar de los jueces por la persecución política contra la ex presidenta. El diputado Leopoldo Moreau apuntó contra “los fallos que Barroetaveñia les adelantó a sus mandantes de La Nación y Clarín” y señaló a la “Corte por apresurase a desplazar a la jueza Figueroa para que un eventual voto en disidencia no dejara en evidencia que solo se trata de continuar con la persecución política a como dé lugar”. En la misma línea se expresó el dirigente y subsecretario de Obras Públicas, Edgardo Depetri, quien señaló que la reapertura de las causas donde Cristina estaba sobreseída “confirma que la democracia es rehén de una mafia judicial que opera al servicio del poder económico”.

La vicepresidenta continúa con otros frentes judiciales abiertos. En la causa de Vialidad por la que fue condena a seis años y medio de prisión e inhabilitada a ocupar cargos públicos, Casación aún debe resolver las apelaciones contra el fallo y otorgar una fecha para que las defensas amplíen los fundamentos. En su momento, los abogados de Cristina reclamaron la absolución por considerar que fue “injustamente condenada” con “graves errores y arbitrariedades” y que existe “un supuesto de enorme gravedad institucional”.

La investigación de los sobornos por la causa de los cuadernos sigue sin avances por parte del Tribunal Oral Federal 7. Hace unas semanas atrás, la defensa de la ex presidenta pidió la nulidad al presentar dos peritajes que indican que hubo interferencia de otras manos en la elaboración de los escritos del chofer Oscar Centeno.

Fuente: iprofesional.com

Previous Larreta puso el búnker de campaña en alquiler
Next Encuesta muestra a Milei sin techo y revela dato desalentador para Massa: ¿qué dice sobre la llegada de Melconian a JxC?