Los gobernadores anunciaron que apoyarán a Massa en la interna contra Grabois


Se reunieron con la fórmula oficialista en el CFI. Acordaron que Wado de Pedro será el jefe de campaña.

La liga de gobernadores anunció que apoyará a Sergio Massa en la interna con Juan Grabois y que el jefe de campaña será Eduardo “Wado” de Pedro.

Los gobernadores de 12 provincias -más la vice del ausente Jorge Capitanich- se reunieron este miércoles en el Consejo Federal Inversiones (CFI) con Massa, de Pedro y el candidato a vicepresidente, Agustín Rossi.

El diario anticipó el domingo que en este encuentro se definiría el jefe de campaña de Massa y que los candidatos eran el ministro del Interior y Juan Manuel Olmos.

“El jefe de campaña es Wado De Pedro”, anunció el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, en la conferencia de prensa en el CFI. “Wado representa el trabajo cotidiano de las provincias, el sabe perfectamente lo que pasa en Tierra del Fuego, en Salta, en Tucumán, en La Pampa, en todas las provincias”, dijo el fueguino. 

Fue un giro irónico de los gobernadores, que pidieron que Massa fuera el candidato cuando Cristina ya había elegido a Wado a menos de dos días del cierre de listas.

El propio Melella dijo que en la interna con Grabois apoyarán la fórmula de Massa-Rossi, y dijo que quien pierda deberá acompañar al ganador. 

Grabois había bajado su candidatura cuando Wado fue preanunciado como el candidato del kirchnerismo, pero volvió a postularse luego de que se confirmara la fórmula de Massa-Rossi. Ahora que eligieron a Wado como el jefe de campaña de Massa, los gobernadores dejaron a Grabois en una posición incómoda. 

La jugada es clara: contener al sector del kirchnerismo emocional que se sintió decepcionado con la fórmula “pragmática” por la que se inclinó Cristina.

El clima en el CFI fue muy distinto al que se vivió casi un mes antes en el mismo escenario. El 7 de junio los gobernadores se reunieron para pedir una lista de unidad, lo que implicaba bajar la candidatura de Daniel Scioli. El marco había sido de hermetismo y caras adustas: los gobernadores ingresaron por la cochera en sus autos y evitaron ser fotografiados. 

Este miércoles, con Massa a la cabeza, se retiraron sonrientes y caminando por la calle San Martín. Además permitieron el ingreso de fotógrafos a la reunión. “Nunca tuvimos tanta prensa, dijo el santiagueño Gerardo Zamora.

En la reunión de junio, el único vocero había sido Capitanich, que luego quedó detrás de Juntos en las primarias de Chaco, golpeado por el caso Cecilia Strzyzowski. El gobernador chaqueño faltó a la reunión de este miércoles, a la que tampoco asistió un habitué del CFI, Sergio Uñac, derrotado el último domingo en su provincia, que cambiará de signo político luego de 20 años de hegemonía peronista.

Juan Manzur, otro de los heridos por el cierre de listas, buscó atribuirse el triunfo del peronismo en Tucumán. El gobernador saliente asumirá en el Senado a partir de diciembre, cuando Pablo Yedlin, que renunció a su banca de legislador provincial para dejársela a su hermano Gabriel, ocupe una banca en la Cámara de Diputados.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Preocupación en el peronismo por el derrumbe de Milei
Next Los argentinos tienen dólares en el exterior por casi un PBI