Massa atribuye la derrota contra Milei a la crisis de la nafta


El ministro de Economía calcula que perdieron al menos cuatro puntos con el lockout petrolero. Los aciertos que vio en el libertario.

Sergio Massa supo que la elección estaba perdida el jueves anterior al ballotage del 19 de noviembre.

“Estamos cocinados”, dijeron en su equipo con la última medición antes de la veda electoral. El boca de urna de las 11 de la mañana del domingo le confirmó lo que temía: Javier Milei iba a ser electo presidente por amplio margen.

Luego del triunfo en las generales, en el entorno del ministro de Economía esperaban continuar en la senda del crecimiento sostenido que había tenido Massa desde el día después de las primarias. 

El candidato de Unión por la Patria, que había sacado 21 puntos en agosto, trepó a 37 en las generales. La tendencia se derrumbó pocos días después de las generales, cuando desapareció la nafta en las estaciones de servicio, en un conflicto que pegó de lleno en la sociedad y se estiró por varios días.

En Economía calculan que no sólo se detuvo el crecimiento de Massa sino que perdió no menos de cuatro puntos por el lockout petrolero. En el ministerio apuntan a la “operación” de las principales petroleras y de un gerente de YPF.

 “Milei no puso un afiche en la calle y nos mató, contra eso no se puede hacer nada”, admiten en el massismo. 

Con el diario del lunes, en el massismo creen que deberían haber gastado toda la pólvora en octubre, cuando la división de la oposición propició que Massa quedara a sólo tres puntos de ganar en primera vuelta.

“Hay cosas que hicimos para la segunda vuelta que tendríamos que haber hecho en los últimos 10 días antes de las generales”, dicen en el entorno de Massa, acaso en referencia a la campaña feroz contra Milei, un blanco inexistente para el peronismo hasta que lo tuvieron que enfrentar mano a mano.

En tono de autocrítica, en el massismo admiten que no supieron contarle a la gente el daño que le hizo la sequía a la macroeconomía. No tuvieron tractorazos en contra y el presidente de la Sociedad Rural pidió votar la “unidad nacional”, pero el impacto social estuvo signado por 20 mil millones de dólares menos de la cosecha.

Más allá de estas razones, en el massismo reconocen el fenómeno histórico que representó Milei para la política. “No puso un afiche en la calle y nos mató, contra eso no se puede hacer nada”, admiten. En ese sentido creen que se encontraron con el límite de la frustración de la sociedad con los políticos tradicionales. 

En el entorno de Massa creen que se vivió un proceso social de cambio de demanda en la política que Milei supo capitalizar como nadie en la historia democrática.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Exclusivo: Los funcionarios de Biden que irán a la asunción de Milei con una advertencia implícita
Next Los economistas afirman que la ¨estanflación¨ de Milei será más larga de lo previsto y podría llegar al 400%