“No fue una buena idea”: El rey de Países Bajos se arrepiente de la fiesta de cumpleaños de su hija


La familia real homenajeó a la princesa Catalina Amalia junto a 21 invitados cuando por el rebrote no se permiten reuniones con más de cuatro visitantes por hogar.

La familia real de los Países Bajos expresó públicamente su arrepentimiento por una polémica fiesta de cumpleaños de la princesa Catalina Amalia, la hija mayor del rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima, celebrada en medio de las estrictas restricciones sanitarias a raíz de un rebrote de Covid-19.

Según informan medios locales, la homenajeada cumplió 18 años el pasado día 7, convirtiéndose oficialmente en heredera del trono y obteniendo el título de princesa de Orange-Nassau.

De acuerdo con algunos reportes, la celebración, que tuvo lugar en los jardines de la residencia real en el palacio de Huis ten Bosch, en La Haya, contó con más de un centenar de invitados.

Sin embargo, desde el Servicio de Información del gobierno aseguraron que tan solo acudieron 21 personas, todas ellas vacunadas y obligadas a respetar el distanciamiento social en el transcurso de la reunión.

Posteriormente, el monarca le comunicó al primer ministro neerlandés, Mark Rutte, que consideraba equivocada la decisión de haber llevado a cabo ese festejo.

“El rey me informó que reflexionó que no fue una buena idea organizar [la celebración]”, escribió en una carta dirigida al Parlamento. Y añadió que la familia real se esmeró por cumplir las reglas anticovid “responsablemente con esta reunión al aire libre y tomando precauciones”.

Durante la última semana, en el país neerlandés se confirmaron un promedio de 16.000 contagios diarios, la mayoría de ellos de la variante ómicron.

Fuente: gacetamercantil.com

Previous Sin apuro: el FMI aclaró que no tiene fecha para un posible acuerdo con Argentina
Next GERARDO MORALES ES EL NUEVO PRESIDENTE DE LA UCR NACIONAL