Porqué crece la demanda de tractores ultracompactos


En el mercado argentino se buscan modelos de menos de un metro de ancho que resuelva trabajos en actividades intensivas que se están expandiendo.

En el segmento de los tractores de Baja Potencia, existe en Argentina un creciente interés por los modelos ultracompactos, de un metro o menos de ancho.

Son productos que encajan en las necesidades de producciones intensivas desarrolladas en diferentes zonas del país.

Un ejemplo ilustrativo es el polo hortícola del Gran La Plata, el mayor del mercado argentino, que provee a las ciudades de Buenos Aires, Rosario, Santa Fe y Mar del Plata.

La producción de hortalizas en la zona platense ocupa, actualmente, cerca cerca de 10.000 hectáreas en invernaderos.

En esas condiciones, el tamaño de las parcelas es muy reducido y necesita de tractores súpercompactos que permitan hacer tareas en espacios muy estrechos.

Al estar las plantas muy cerca entre sí, para aprovechar el espacio, las posibilidades de maniobra dejan afuera a equipos que estén por encima del metro de ancho.

En las explotaciones a cielo abierto, las plantas también se ubican con escaso espaciamiento para protegerlas de factores como las heladas.

Expansión

En el norte de Argentina se verifica, asimismo, un crecimiento sostenido de las producciones frutihortícolas.

En Orán y Embarcación, en la provincia de Salta, operan empresas especializadas en la obtención de mercadería premium.

Existen cultivos intensivos de morrón, zucchini, zapallito verde, mandioca, chaucha, choclo contraestación y tomate cherry.

Predominan los cultivos en invernaderos, por lo que la región se ha convertido también en demandante de tractores estrechos, como lo prueba el ingreso de distintas marcas.

En el litoral, la región de Bella Vista, en Corrientes, se destaca por el desarrollo de explotaciones para hacer pimiento y tomates en invernaderos.

En sólo diez años, la superficie en producción bajo cubierta plástica se duplicó en Bella Vista y trepó a casi 1.700 hectáreas.

Por lo tanto, se generó otro nicho demandante de unidades que posibilitan trabajar en espacios
menores.

Clientes

En Cuyo, Mendoza y San Juan vienen creciendo sólidamente como provincias productoras de tomate y traccionan la demanda en el nicho de tractores ultracompactos.

Con 2.000 hectáreas, el territorio sanjuanino representa actualmente el 33% de la superficie dedicada en Argentina al cultivo.

Se producen anualmente 210 millones de kilos, cuando en 2006 la producción se estimaba en 50 millones de kilos. El consumo por año en Argentina llega a 650 millones de kilos.

Con el objetivo de capturar ese negocio, también Mendoza incrementó las explotaciones tomateras, con el Valle de Uco como polo líder, ya que concentra el 60% de la producción de tomate de la provincia.

En ese contexto, la tractorización estrecha y especializada juega un rol preponderante en la productividad.

Fuente: maquinac.com

Previous Guaymallén abre su demorada fábrica de 1 millón de alfajores por día la próxima semana
Next Así impactará el acuerdo con el FMI en la vida de los argentinos: lo que viene para dólar, tasas y tarifas