Preocupación por el fuerte aumento en la brecha cambiaria: ¿por qué los analistas anticipan nuevas tormentas?


En el final de la semana, el dólar blue finalizó este viernes con una caída de veinte pesos, a $ 1.220, en las cuevas del microcentro porteño. De esta manera, la divisa se ubica en su máximo nominal histórico, superando el alcanzado en la víspera. En el segmento bursátil, el dólar contado con liquidación se negoció a $ 1.305 y el MEP se ofreció en $ 1.251.

La fuerte suba en quince ruedas de la brecha cambiaria, acompañado al menos por una racha de compras en el MULC de parte del Banco Central (BCRA), encendieron todas las alarmas en el Palacio de Hacienda, al interrumpir -una vez más- la poca tranquilidad cambiaria que se observó al comienzo de enero, con el agravante que este escenario de stress cambiario se da a en el marco de las negociaciones que lleva adelante el Poder Ejecutivo para tener un dictamen de mayoría de la Ley Ómnibus y sesionar cuanto antes en la Cámara de Diputados.

Todavía sin noticias oficiales positivas en materia legislativa, el mercado no interpretó de la mejor las demoras en el tratamiento del proyecto en el recinto de la Cámara baja, por lo que los expertos advirtieron que las próximas semanas serán cruciales para que el gobierno logre mantener una cierta pax cambiaria. Es que los inversores comenzaron a cuestionarse qué tan sostenible son los valores de los dólares libres, en un contexto de alta incertidumbre política y económica.

En este escenario, los analistas alertaron que, para las próximas semanas, los dólares libres tendrán un solo camino que es “a la suba”, porque la estabilidad cambiaria está supeditada a un plan de estabilización macroeconómico y una dura lucha del Ejecutivo por imponer su agenda en el Congreso. Así, los agentes buscarán una cobertura lógica en moneda dura, en el marco de una inflación galopante y tasas de interés reales negativas.

Para los especialistas, en la medida que no haya una definición económica clara, la compra de dólares por cobertura y especulación seguirá, ya que no parece que haya una salida sencilla para una dinámica clara: los agentes buscan el dólar en momentos de incertidumbre, y la esclerosis institucional que existe entre lo que propone el Ejecutivo y lo que “traba” el Congreso, poniendo en una situación de alerta constante a todos los inversores.

Todos los caminos conducen al dólar

Para la sociedad de bolsa Grupo Invertir en Bolsa continúa la tensión en los dólares, con el CCL y el MEP mostrando subas de 9% y 8% respectivamente en la última semana que llevaron a la brecha a un nuevo máximo post devaluación de 56%, y consideraron que los factores que explican este recalentamiento vienen por el lado de una tasa real negativa (los plazos fijos rinden 9% TEM vs. inflación al 25,5% en diciembre con expectativas de que se sostenga en torno al 20% en el mes corriente) frente a la existencia de una masa mayúscula de pesos excedentes en búsqueda de rendimientos.

El dólar blue se vende este viernes con una caída de quince pesos, a $1.225.

Al analizarlo en términos reales y en términos históricos, desde el bróker apuntaron que el CCL continúa sustancialmente por debajo de los máximos alcanzados en agosto de 2020 y previo a las elecciones generales, aunque también se encuentra por encima del promedio histórico desde 2017 hasta la actualidad. Y agregaron que, por el lado del dólar oficial, el crawling peg al 2% mensual está resultando insuficiente frente al elevado ritmo inflacionario, deteriorando el tipo de cambio y real y, frente a la escalada de la brecha, reforzando las expectativas de una aceleración del ritmo devaluatorio o un salto en el tipo de cambio.

“De todas formas, al analizar el balance del BCRA el benchmark CCL arroja un valor en torno a $1.800, lo cual implica un desvío considerable del 45% frente al CCL de mercado y lleva a pensar que las subas observadas recientemente en los dólares financieros tendrían justificativos para continuar en los fundamentals”, indicaron.

Según IEB, a este cocktail se le agrega el enfriamiento en las liquidaciones de los exportadores, las cuales inundaban de oferta al CCL, y la retroalimentación de este efecto, con una brecha más elevada desincentivando la liquidación de exportaciones mediante el esquema actual (a los niveles de tipo de cambio oficial y CCL actuales la brecha entre el tipo de cambio efectivo para exportadores y el CCL se encuentra en 40%, contrastando con el 15% alcanzado en las últimas ruedas del 2023), sumando el mayor acceso a divisas por parte de importadores por el lado de la demanda.

“No obstante, este nivel de benchmark resulta algo engañoso, dado que el mayor nivel de brecha cambiaria mejora las condiciones y torna más atractivo el ingreso por parte de importadores al Bopreal. Contabilizando lo adjudicado en las últimas licitaciones, los efectos contractivos sobre la masa monetaria llevarían a una mejora del benchmark CCL a $1.750, que con licitaciones exitosas en las próximas semanas que logren adjudicar u$s5.000 millones lo empujarían hasta $1.650”, señalaron.

Licitación de BOPREAL: un entusiasmo más moderado

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó esta tarde que en la cuarta licitación de la Serie 1 de los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal), adjudicó la totalidad de las ofertas recibidas por un valor nominal (VN) de u$s340 millones.

De esta manera, en el agregado de las cuatro licitaciones realizadas hasta el momento se acumularon un total de u$s1.644 millones. Esta fue la cuarta licitación de un programa de subastas semanales que -en el caso de la Serie 1- se extenderá inicialmente hasta fines de enero. El BCRA comenzó hace tres semanas a ofrecer estos títulos.

La última licitación del BOPREAL no obtuvo los resultados que el Gobierno esperaba.

“Durante las próximas semanas se realizarán llamados a licitación de la misma especie, los cuales serán anunciados oportunamente por los canales establecidos, hasta agotar el máximo nivel posible de emisión de la Serie 1 por hasta VN USD 5.000 millones”, sostuvo el BCRA en un comunicado.

El aumento de la brecha cambiaria y el agregado de incentivos hacían vaticinar un resultado mejor al que finalmente se obtuvo. A la hora del balance de los resultados de esta semana, el titular de Patente de Valores, Santiago López Alfaro, sostuvo en su cuenta de X (ex Twitter) que la licitación fue por debajo de la expectativa porque “lo que le falta a este Bono es un hacedor de mercado, sobre todo en CCL. Una de las razones de su escaso atractivo es que no hay operaciones ni liquidez. Se deberían ver puntas más cerradas con posibilidad de descargar con volumen”.

Los Bopreal son títulos para importadores de bienes y servicios con deuda comercial pendientes de pago, que se suscriben en pesos al tipo de cambio oficial mayorista y se pagan en dólares en plazos que llegan hasta 2027. Fueron diseñados por el BCRA para despejar el stock de deuda comercial que tienen las empresas. Con los bonos, la autoridad monetaria aspira a estirar los plazos de pago en un contexto de alicaídas reservas internacionales y, al mismo tiempo, aspirar pesos en manos del sector privado.

A cuánto cotiza el dólar blue hoy

El dólar blue se ubica en $1.220 para la venta y a $1.200 para la compra.

Cómo operan los dólares financieros

En el segmento bursátil, el dólar contado con liquidación se negoció a $1.305 y el MEP se ofreció en $1.251.

Cuál es el precio del dólar oficial

El tipo de cambio minorista se vendió hoy a $839,25 para la venta.

En el mercado mayorista, la divisa estadounidense se consiguió a $819,70.

Por su parte, el dólar solidario y dólar tarjeta se ubicaron en $1.342,80.

La brecha cambiaria

Por último, la brecha cambiaria entre el dólar minorista y los diferentes tipos de cambio, se encuentra de la siguiente manera:

  • Blue: 45%
  • CCL: 55%
  • MEP: 49%

Fuente: iprofesional.com

Previous El Gobierno aplica un fuerte tarifazo en el transporte: los colectivos suben otro 250%
Next No privatizar YPF, retenciones cero y todas las modificaciones clave que aceptó el Gobierno a la Ley ómnibus