Primer daño colateral de la devaluación desordenada de Massa: una paralización en la actividad del agro


La devaluación abrupta que se implementó el lunes, traería un efecto inverso al buscado: sube costos y baja incentivos para la exportación agrícola.

Sin dudas que la devaluación llevaba a cabo el lunes traería consecuencias sobre el mercado exportador, donde uno de sus pilares fundamentales es el tipo de cambio, el cual sufrió un aumento del 22% en un solo día, post-primarias celebradas el domingo.

Sin embargo, la paralización e incertidumbre fue tal, que ni siquiera hubo precios de referencia el día lunes, con escasas liquidaciones, que se transformaron en  nulas al día siguiente.

¿Qué está pasando? El lunes temprano se comenzaron a dar las primeras operaciones a un tipo de cambio que llamaba la atención, cercano a los $ 350. Ello consideraba un aumento directo del 22% frente al cierre de la rueda anterior.

Y no solo eso, supone un tipo de cambio superior frente al “Dólar Agro” ofrecido por el oficialismo como búsqueda de liquidación de divisas.

El problema subyacente de lo anterior expuesto es que, por decreto lo registrado en liquidaciones de maíz y demás productos incluidos, deben realizarse al tipo de cambio diferencial. Esto significa implícitamente que no pueden cursarse liquidaciones (mientras esté vigente) al nuevo tipo de cambio oficial, siendo este último superior al que se estaba ofreciendo anteriormente como “zanahoria” para capturar algún dólar extra del agro.

Por ende, no solo fue un factor relevante la devaluación realizada, sumada a la fuerte incertidumbre que esto generó en los mercados por correcciones en los precios de la economía, sino que además las distorsiones iniciadas (vía Dólar Soja/Agro anteriores) por quienes devaluaron generaron fuertes escollos en la comercialización de granos, haciendo que directamente no hubiera precios de referencia para el día lunes. Sí, la pizarra de Rosario no tuvo cotización, algo inédito

La pizarra de Rosario, sin precios de referencia.

Esto aún es un problema que no se ha resuelto, por lo que la liquidación de dólares bajo el “dólar agro” fue nula el martes, y probablemente continúe así hasta no se modifique o derogue el decreto. El mercado se encuentra paralizado por arbitrariedades de la política, una vez más.

Dólar fijo hasta octubre: ¿qué implica?

No solo haber devaluado, y haber subido la tasa 21 puntos porcentuales la tasa nominal anual, según se dejó trascender por el Ministerio de Economía, el tipo de cambio se mantendría fijo hasta octubre.

¿Qué significa esto en la práctica? En caso de efectivizarse dicha medida, el valor del tipo de cambio quedaría fijo en términos nominales, pero que comienza a decrecer fuertemente en términos reales generando efectos generando un “incentivo” a liquidar preferentemente antes que tarde (con la tasa corriendo al 9,7% mensual, de no tocar el tipo de cambio, el “carry trade” da 10% mensual en dólares).

La gestión actual confía en que lo expuesto será suficiente para seducir a que se liquiden divisas.

Pero el problema radica en que el pase a precios de la devaluación está siendo prácticamente idéntico al aumento del tipo de cambio oficial, por ende, la brecha volvió a niveles similares a los anteriores, haciendo en conjunto con la incertidumbre post-PASO, que el interés por liquidar dólares oficiales caiga abruptamente.

Argentina tiene un extenso historial de aumentos del tipo de cambio, donde se conoce que solo con ello no basta.

El valor del dólar oficial mayorista, ajustado por inflación.

Con la inflación que irá en ascenso para agosto y septiembre, de continuar fijo el tipo de cambio hasta octubre, se llegará con un tipo de cambio real, similar al fijado antes de las PASO, pero con un nuevo escalón de nominalidad, donde los riesgos de espiralización inflacionaria son cada vez mayores. Por ende, resulta llamativa la decisión teniendo en cuenta la fragilidad en la que se encuentra la economía, y que los problemas más que relajarse parecen exacerbarse.

De continuar de esta manera, se habrá asumido todos los costos de devaluar sin haber obtenido ningún beneficio a cambio.

Fuente: iprofesional.com

Previous Dólar blue subió a $780: las 5 razones que explicaron la escalada y el rol que jugó la victoria de Milei en las PASO
Next Comprar un auto 0Km, una odisea tras las PASO: no hay entregas y los precios se disparan