Schiaretti candidato en CABA, el plan de llaryorismo para posicionarlo en la presidencial


Schiaretti candidato en CABA, el plan de llaryorismo para posicionarlo en la presidencial

Colaboradores de Llaryora quieren impulsar al exgobernador como diputado nacional por Caba el año que viene, ante su negativa a jugar en Córdoba.

Sin el aval de Juan Schiaretti y de Martín Llaryora, estrechos colaboradores del actual gobernador de Córdoba lanzan como globo de ensayo una jugada tan disruptiva como arriesgada: impulsar a Schiaretti como diputado nacional por Caba, en un nuevo armado alejado del kirchnerismo y de La Libertad Avanza, con la motivación de que el ex mandatario cordobés adquiera la centralidad que no logró en la última elección.

Es una salida que imagina en el llaryorismo duro ante la negativa de Schiaretti de encabezar la boleta en Córdoba. El tres veces gobernador mantiene altos números de aprobación, pero él siempre dijo que ¨quien fue obispo no quiere volver a ser cura¨, una forma elegante de avisar que no regresará a la Cámara Baja. ¨Salvo que sea parte de una estrategia mayor¨, aclaran en el schiarettismo.

Aferrados a la esperanza de esa última frase, miembros del gabinete de Llaryora garabatean es ¨estrategia mayor¨: tentar a Schiaretti con una campaña en la ciudad de Buenos Aires, con su propio esquema electoral, y concentrándose en los grandes medios y algunos actos, pero sin la necesidad de recorrer los cientos de pueblos que tiene Córdoba, donde no se puede permitir perder. Claro que esperan un ¨efecto derrame¨ hacia las provincias.

¨Si pierde en Córdoba, es una catástrofe. Si pierde en Caba, pero se inserta en el escenario nacional, es todo ganancia¨, dice un ministro que recuerda ¨la alta aceptación que generó Juan luego de los debates presidenciales¨. En ese marco, agrega: ¨La ‘lista del Gringo’ en Córdoba la puede liderar cualquiera¨. Es una forma de escapar por arriba del laberinto en que metió a la política cordobesa Milei.

Ese ¨esquema propio¨ que imaginan en el llaryorismo contempla los ¨requisitos¨ que siempre planteó Schiaretti: una fuerza no kirchnerista, pero con ADN peronista; abierta a sociedades con otros referentes del centro; y una alternativa a la ¨maldita grieta¨.

Si pierde en Córdoba, es una catástrofe. Si pierde en Caba, pero se inserta en el escenario nacional, es todo ganancia.

¨El PRO y la UCR serán fagocitados por La Libertad Avanza; mientras que el peronismo no logrará en su conjunto escindirse del kirchnerismo. En medio de la grieta, quedará vacante el medio, en el marco de un fuerte deterioro social, porque si hay recuperación no será inmediata¨, explica el funcionario provincial. Así, la banca en la Cámara Baja sería un paso previo a la candidatura presidencial de 2027.

El plan que pergeñan en El Panal tiene varios puntos ciegos. Además de necesitar el OK de Schiaretti, está el ¨temita¨ de la residencia en la Ciudad de Buenos Aires, algo que eventualmente se podría subsanar mediante el departamento que la esposa del ex gobernador, la senadora Alejandra Vigo, posee en Buenos Aires. 

El propio Schiaretti tuvo un departamento en Caba, pero lo vendió en 2017, aunque no está claro si compró otro inmueble. ¨El Gringo tiene departamento en Caba desde hace más de 20 años, paga impuestos allá, no será difícil establecer la residencia¨, se entusiasma un colaborador de Llaryora que infla el globo.

Cabe recordar que Llaryora fue electo intendente de la ciudad de Córdoba sin estar empadronado en ésta, sino en San Francisco, su ciudad natal. En otras palabras: el llaryorismo confía en la creatividad legal para sortear este eventual escollo. Otra cuestión: ¿está al tanto Llaryora de la propuesta a Schiaretti? El miembro del gabinete que lo detalla asegura que no.

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous La gran apuesta: el Gobierno asegura que con el RIGI entrarán u$s 100.000 millones al país
Next El turismo registró un derrumbe del 64,3% y el golpe se sintió en todas las provincias