Tras el batacazo de Milei en las PASO, cómo quedaría compuesta la nueva Cámara de Diputados


Si en Diputados ya resulta difícil alcanzar mayorías y acuerdos, un escenario como se pronostica a partir de los resultados de las PASO convertiría a la Cámara baja en un lugar sumamente complejo para cualquier fuerza política a la hora de alcanzar el quórum: todos deberán negociar las leyes, pero algunos la podrían tener más complicada que otros en caso de ser gobierno. 

El batacazo de Javier Milei a nivel nacional rompió con todas las proyecciones que se especulaba y, si repite los resultados en los comicios generales de octubre, La Libertad Avanza podría pasar a tener no un bloque de 20 o 30 diputados, sino de 40.

Actualmente la bancada está conformada por la dupla presidencial de Javier Milei y Victoria Villarruel, quienes ingresaron en 2021, por lo cual no exponen ninguna banca este año. Carolina Píparo, candidata a gobernadora bonaerense, actúa como aliada con su bloque unipersonal. La fuerza del libertario conseguiría meter diputados en 20 de los 24 distritos, ganando, por la cantidad de bancas en juego, más cantidad en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza, los distritos más populosos.  A pesar del gran crecimiento que podría registrar, en un eventual gobierno, Milei estaría sí o sí obligado a negociar con las otras fuerzas para la aprobación de leyes, aquellos a los que él llama “la casta”.

Por su parte, de mantenerse cifras similares en octubre, Juntos por el Cambio perdería unas 10 bancas, lo que lo colocaría en 106. Actualmente tiene 116, sin contar a José Luis Espert (Avanza Libertad), que en los trámites formales nunca pasó a ser parte del interbloque.  De esta manera, los guarismos de la principal oposición también fracasaron, ya que su objetivo era acercarse aún más al quórum. 

Mientras que en el Senado Juntos por el Cambio resultaría más perjudicado, ya que se arriesgan las bancas obtenidas en 2017 -elección de medio término durante la gestión de Cambiemos-, en Diputados el gran perjudicado sería el actual oficialismo.

El Frente de Todos, ahora Unión por la Patria, es el que más expone en estas elecciones, dada la cosecha lograda en 2019 cuando Alberto Fernández ganó en primera vuelta. El actual oficialismo pone en juego 68 bancas y a partir de los resultados de las PASO perdería 26. Es decir, quedaría por debajo del centenar, con 92.  Así las cosas, en un eventual gobierno de Sergio Massa, quien resultó a nivel individual en segundo lugar, su bancada quedaría en una debilidad muy marcada.

La nueva Cámara de Diputados tendría un bloque de 40 para Milei y alejaría aún más del quórum a JxC y UP.

El resto de los bloques 

En la actual composición, el Interbloque Federal expone 4 de sus 8 bancas. A partir de los resultados de las PASO, el espacio referenciado en Hacemos por Nuestro País perdería los dos escaños por Buenos Aires que arriesga -de Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez- y uno en Santa Fe. Pero retendría la banca por Córdoba y sacaría dos más incluso, dado que en su pago Juan Schiaretti salió por detrás de Javier Milei. De esta manera, se mantendría en 7.

El Interbloque Provincias Unidas, que ha actuado como aliado del Frente de Todos en estos años, pasaría de 4 a 3, dado que en Río Negro el oficialismo local fue con boleta corta y resultó cuarto. 

Este año tampoco expone ningún escaño el Frente de Izquierda, compuesto por 4, que podría llegar a sacar un solo diputado en la provincia de Buenos Aires y se iría a 5. 

Finalmente, el bloque SER también perdería un legislador, quedando solamente Claudio Vidal, pero quien será reemplazado en diciembre ya que se consagró como gobernador de Santa Cruz, derrotando al kirchnerismo luego de casi cuatro décadas.

Sin cambios, se mantiene la banca de Espert, la de Píparo y la del Movimiento Popular Neuquino, que hoy ocupa el gobernador electo Rolando Figueroa. 

Cómo sería el reparto en “la madre de todas las batallas”

Unión por la Patria logró imponerse en el distrito más populoso y lograría retener 13 bancas, aunque perdería 6. Por la lista encabezada por Máximo Kirchner ingresarían además Victoria Tolosa Paz, Mario “Paco” Manrique, Cecilia Moreau, Santiago Cafiero, Luana Volnovich, Rodolfo Tailhade, Natalia Zaracho, Carlos Castagneto, Roxana Monzón, Matías Molle, Luciana Potenza y Ramiro Gutiérrez. 

En tanto, Juntos por el Cambio sacaría 12 de las 14 que pone en juego. En la interna se impuso la lista que llevaba Patricia Bullrich, encabezada por el actual jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, seguido de Karina Banfi, Nicolás Massot y Martín Yeza. No obstante, esa nómina se intercalará con la de Horacio Rodríguez Larreta, por la cual se postulaban -en los tres primeros lugares- a Miguel Pichetto, Silvia Lospennato y Pablo Juliano.

El batacazo de Milei le daría un importante número de legisladores a La Libertad Avanza.

La Libertad Avanza pasaría de 0 a 9 bancas en la provincia de Buenos Aires, donde la nómina está encabezada por Alberto “Bertie” Benegas Lynch, secundado por la periodista Marcela Pagano. El escaño restante sería para el Frente de Izquierda, que salió cuarto.

Fuente: iprofesional.com

Previous El dólar blue llegó a $700 tras el resultado de las PASO
Next Cómo quedó el mapa político de Argentina tras el triunfo de Javier Milei