Un paisaje jujeño en una campaña contra las fotos de inteligencia artificial


Se trata de una estrategia publicitaria que busca reforzar la idea de que no es necesario emplear la IA para captar la belleza del mundo real.

Estamos viviendo en un momento en el que la Inteligencia Artificial abarca y llena todos los aspectos. Incluso, los límites entre lo real y lo ficticio se vuelven difusos.

Los generadores de imágenes de la IA crean escenarios y afectan a las industrias visuales como la fotografía y la ilustración. La empresa Nikon intensifica sus esfuerzos y se opone a esto con la “Inteligencia natural”, nombre de la nueva campaña publicitaria desarrollada en colaboración con la agencia “Circus Grey Perú”.

La IA tiene la capacidad de crear imágenes a partir de un simple texto. Con esta campaña, Nikon pretende recordar que el mundo real está repleto de escenas asombrosas que no requieren de la Inteligencia Artificial, ya que se capturan mejor con una cámara.

A través de esta campaña publicitaria, Nikon también defiende el valor de los fotógrafos y su trabajo. Las imágenes de “Inteligencia natural” se difundieron en revistas impresas y en vallas publicitarias de gran tamaño. “Las respuestas fueron maravillosas”, afirma la compañía.

Bajo el lema “El mundo real siempre nos sorprenderá”, el video publicitario muestra algunas imágenes de la campaña, que corresponden a lugares que, debido a su espectacularidad y belleza, parecen irreales. Sin embargo, son auténticos. Uno de los paisajes es argentino y esta en la Provincia de Jujuy, se trata del Hornocal, cerro de 14 colores ubicado a pocos kilometros de la ciudad de Humahuaca.

Se encuentra a más de 4.700 msnm, por eso en su ascenso se recomienda hacerlo lento y si es posible hacer unas paradas previas para ir aclimatándose a la altura.

El hornocal es una formación sedimentaria estratificada conformada por la formación Yacoraite, una caliza de colores ocre, amarillo, verde, blanquecino donde el hierro no logró oxidarse, de más de 75 millones de años. Los colores se componen por varios minerales que, al ser erosionados, dejaron formaciones triangulares en las laderas de las montañas. Por la tarde es cuando se obtienen las mejores fotografías, ya que el sol destaca los colores sobre la ladera montañosa.

Cómo llegar

Hay varias opciones para llegar al Hornocal.

Por tus propios medios

Si tenes vehículo, podes ir desde la localidad de Humahuaca, por la RP 73  y recorrer los 24 kilómetros por ruta de ripio hasta el mirador. Tené en cuenta que la ruta es en subida: de los 3.000 msnm de Humahuaca se sube a 4.700 msnm. Te podrás imaginar que la ruta no es recta. Al ripio y a la subida hay que sumarle un camino sinuoso con curvas pronunciadas. Es decir, si sufris de vértigo, o nunca manejaste en características similares, quizás deberias evaluar contratar una excursión.

Excursiones

Dentro de esta opción también hay variedad. Si apuntas a lo más económico, nuestra recomendación es que contrates una excursión en Humahuaca. Se ofrecen excursiones al Hornocal en otros pueblos como Tilcara, pero por la distancia, resultan mucho más costosas.

En Humahuaca se ofrecen distintos tipos de excursión. Desde la terminal salen combis y un micro especialmente preparado para el terreno a un precio muy accesible.

Y desde el puente de Humahuaca salen diariamente camionetas 4×4 habilitadas por el municipio para realizar la excursión.

Entrada

Para ingresar al Hornocal se paga una entrada simbólica, que va destinado a la comunidad que lo administra.

Previous La clase media, un desafío para Massa en plena campaña: ¿podrá sostener el consumo y evitar una disparada de precios?
Next PASO en Jujuy: sólo las listas de Moisés y Chaher fueron autorizadas a acompañar fórmulas presidenciales